Saltar al contenido
Androidealmando.com

Adicciones de menores a videojuegos

13 junio, 2018

Adicciones de menores

 

Un caso estremecedor pero muy claro.

Voy a tratar un tema que seguramente a muchos les podrá parecer que está tratada desde el morbo, pero a mi parecer es la mejor manera de concienciar a la gente del problema que vivimos. Hoy os quiero hablar de cómo una niña de 9 años, ha tenido que ser enviada a un especialista en adicciones porque sufría de una clara adicción a uno de los juegos de moda, Fortnite. Es realmente estremecedor leer las cosas que hemos leído sobre el caso.

Y si, lo voy a compartir con vosotros, porque creo que es la mejor manera de concienciaros del problema que vivimos y que Google, como responsable de la tienda de aplicaciones y como dueño del sistema donde corren esas apps (Fortnite todavía no, pero si muchas otras), debería tomar medidas más drásticas. Vamos a los acontecimientos. Vamos a entrar en materia, y no os pongáis nerviosos, el caso es grave, pero no pasa nada por leerlo, no hay nada macabro ni demasiado morboso.

 

Una situación que debería haberse detectado antes.

Como decía, una niña de 9 años está recibiendo tratamiento profesional para acabar con una adicción, Fortnite. Es tremendo y es donde nos deberíamos centrar, que una niña de 9 años pueda jugar alegremente a un juego destinado a gente de mayor edad. Yo personalmente lo vivo a diario en Pubg, un juego destinado a gente de mayor edad y donde veo y sufro a niños de 9 y 10 años disfrutando de asesinatos y espitosos por haber matado a varios.

En esos momentos me dan ganas de dejarlo, pero lamentablemente podría considerarme enganchado al juego. Y ojo, que soy una persona adulta, que se lo que hago, y juego porque tengo tiempo. Me relaja aunque hay días que creo que se me va un poco de las manos. Pues se descubrió el problema de la niña porque el padre se levantó una noche de madrugada y vio a la menor jugando en medio de un charco de orín. Previamente habían sido alertados por el colegio de que la niña no mostraba mucha atención y que se quedaba dormida en clase.

 

Demasiadas pistas para un descubrimiento tardío.

No voy a exculpar a los padres. Es más, los culpo totalmente de la situación. Yo tengo un hijo de 4 años el cual no necesita controles parentales o bloqueos similares. Sabe a lo que puede o no jugar. Es más, lo he encontrado con algún juego de edades superiores a la suya y lo ves nervioso, mirándote o incluso preguntando si le dejo jugar. Entiendo que uno de 9 años es más pillo, pero no creo que en mi caso fuera muy diferente. Un niño de esas edades no debe tener un móvil o Tablet en propiedad.

Y si la tiene, debe ser para trabajos, aprendizaje, y si, obviamente ocio. Pero totalmente controlado y con unas pautas de uso. No veo normal que esos padres fueran avisados por el colegio del tema sueño, que no se den cuenta que su hija juega mucho, y por último, que no se sorprendan de cobros que tenían en sus tarjetas de crédito por paquetes que había comprado la menor. Creo que los padres han sido muy irresponsables.

 

Las adicciones de menores deberían estar controladas.

Acepto que Fortnite o Pubg son los juegos del momento. Los tipos shooter en tercera persona, de descarga gratuita y con compras en App están de moda. Tanto Pubg que es el original y Fortnite que es una burda copia que ha sabido evolucionar y mejorar, prueba de ello es el enorme éxito que ha tenido en menos de un año de vida, son los juegos del momento. Pero el problema principal es que no tienen límite de tiempo. Eso me parece horrible. Puedes jugar una hora como 15 seguidas. No tienes un límite establecido por pérdida de energía por ejemplo. Creo que se debería exigir a este tipo de juegos poner un límite.

Ya os dije hace mucho tiempo que veía eso como un problema y que no tardaríamos en tener noticias desagradables, pues ala, ya las tenemos, y más que tendremos. Tanto los desarrolladores como Google que es el que permite a todos estar en su plataforma, deberían fijar unas pautas. Está claro que los sistemas actuales de control parental no están funcionando correctamente. Y sobre todo, dejad de usar las tarjetas de crédito asociadas a los markets sin paso previo de contraseñas, es una locura la de casos de niños comprando a mansalva.