Los aspiradores Roomba superan el límite moral

aspirador roomba

 

Doble negocio al cual no vas a saber decir que no.

iRobot, la empresa detrás de Roomba, quiere vender los datos de nuestra casa a otras empresas. Como bien sabréis, este tipo de aspiradoras son inteligentes, mapean la distribución de nuestros hogares para poder efectuar con precisión las tareas de limpieza. Pues bien, parece ser, según su CEO, Colin Angle, que la intención es vender los datos de estos mapas a terceros para mejorar la tecnología destinada al hogar inteligente. No os llevéis las manos a la cabeza todavía.

Esta venta de información en principio no se va a hacer sin nuestro consentimiento, pero vamos, cuando registras el aparato y aceptas las condiciones de uso, ese extenso e ilegible (por largo) texto, en algún punto pone precisamente eso, que aceptas que la empresa use los datos. No es algo que tengan en mente, es algo que van o ya están poniendo en práctica, y creo que este tipo de movimientos no deberían estar permitidos.

 

Roomba, un éxito en ventas que sacará partido.

Cuando compras un aspirador inteligente, que limpia la casa solo sin necesidad de tu intervención, no compras un producto que va a ser usado para otros fines. Me parece inmoral que ahora quieran vender esos datos. Y ojo, a mí personalmente me da igual, si tuviera uno en casa y pasara esto, me daría igual, pero entiendo que haya gente que se indigne.

La protección de tu intimidad debería estar por encima de cualquier texto. Porque con este movimiento, la empresa está sacando doble beneficio de su producto gracias a ti. Por un lado, la venta del aparato de limpieza y por otro la venta de información personal. Y no tengáis dudas que habrá tortas por hacerse con esa rica base de datos. El internet de las cosas, es decir, aparatos del hogar que nos facilitan las cosas, está a la orden del día y su crecimiento y valor es incalculable.

 

Xiaomi, el vivo ejemplo del internet de las cosas.

Si buscáis un ejemplo del valor que tiene el internet de las cosas, esa es Xiaomi. Una empresa que nació por y para los teléfonos móviles y que ahora casi son igual de importantes por sus móviles como por sus aparatos destinados al hogar. Entre ellos podemos encontrar casi de todo, desde sensores de temperatura, cámaras de vigilancia, dispositivos para abrir cortinas, control de aparatos por radiofrecuencia, televisores, purificadores de aire y un sinfín más de aparatos que nos hacen la vida más fácil. Son el futuro presente, y Roomba lo sabe.

Eso si, como nadie le pone freno, pues ahora ya podéis empezar a dudar de todos los aparatos que se conectan a internet por si hacen lo mismo. Y para vuestra información, son cada vez más, ya que ahora hasta neveras y lavadoras se pueden conectar al Wifi. Creo que esto se debería regular bien y evitar que se les vaya de madre.

 

Conclusión AAM sobre aspiradores Roomba.

Como dije antes, a mí a nivel personal me da igual que vayan a vender mis datos a terceros para mejorar la inteligencia de mi hogar. Pero entiendo que la gente se mosquee. Básicamente porque son dos negocios en uno y el segundo no estaba en la mente de nadie. Aparte de que creo que la aceptación de esa venta de datos debería formar parte de un documento formal y no lo que aceptas en una interminable descripción de condiciones de uso, creo que el usuario debería ser recompensado de alguna manera.

No veo justo que sean los responsables directos de que esa empresa vaya a sacar tajada y no tengan participación en el beneficio. Pero bueno, veremos si este movimiento no le acaba saliendo cara a la empresa y los usuarios empiezan a mirar a otras direcciones ya que existen muchas opciones a día de hoy y muy buenas.

AAM "vive" de la publicidad. Usar bloqueadores de anuncios en este espacio nos debilita. Gracias por ayudar y contribuir a que AAM siga adelante. Podéis seguirnos en nuestro canal de Telegram o contactar directamente para consultas peticiones o lo que sea SoporteAAM
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario