Botones en pantalla, un engaño en toda regla

Botones en pantalla, un engaño en toda regla

 

Unas medidas claramente adulteradas.

Tengo que reconocer que soy un detractor a usanza del uso de botones en pantalla. Entiendo que los fabricantes opten por esta solución ya que es un ahorro en componentes. No hay posibles fallos, y, en definitiva, es más económico. Sólo tienen que programar los botones para que aparezcan en pantalla y listo. Dejando de lado este tema, me preocupa mucho que nos estén vendiendo unos teléfonos que no se ajustan a las características. Hablo concretamente de las pulgadas que tiene el terminal. En parte es cierto que si te venden un 5.99” como el Xiaomi Mix 2, no me parece lógico que, durante la mayor parte de la experiencia, donde el teclado está en pantalla, contabilice como tal tamaño, porque no lo es. Todavía me acuerdo como si fuera ayer cuando se puso de moda el teclado en pantalla con la llegada del Nexus 4. Que desastre.

 

Más con botones que sin ellos.

El uso que solemos darle a terminales con botones en pantalla es mayoritariamente con ellos visibles. Sí que es cierto que en juegos desaparece, pero en muchas o la mayoría de aplicaciones vamos a tenerlos visibles, con lo cual, me parece un engaño absoluto su tamaño. Es cierto que, al ser software, dependiendo de la empresa podremos incluso cambiar el orden de los botones, un tema interesante, pero sigue sin convencerme. Estoy en contra de que me vendan un móvil con un tamaño que, a la hora de la verdad, es mucho menor.

 

Poco intuitivos y funcionales.

Un problema que tenemos con este tipo de botones es que son poco cómodos en determinadas situaciones. Cuando estamos jugando, por ejemplo, si queremos ir atrás o salir del todo, tendremos que deslizar y luego darle al botón en cuestión. Esto hace que no puedas salir rápidamente de un juego y te puede comprometer en determinadas circunstancias. Por ejemplo, le dices a tu mujer que no estás jugando, la oyes aparecer por detrás y el movimiento de salir es demasiado largo. Si tenemos botones capacitivos, el movimiento es rápido. Vale venga, es un desastre de ejemplo, pero es cierto y lo sabéis, jajaja.

 

No es por falta de sitio.

He podido comprobar como con terminales como el Mix 2, que tiene los botones en pantalla, no es una cuestión de espacio. Hablo de este porque es el ejemplo más extremo. Tiene muy pocos marcos, solo abajo, y precisamente en ese sitio tiene espacio de sobras para poner los botones capacitivos. Es un claro ejemplo de que se ponen los botones en pantalla para economizar en componentes y en fiabilidad. Con lo cual, y viendo cómo está el patio, donde los teléfonos sin marcos son cada vez más (por suerte), vamos a tener que claudicar con los botones capacitivos y empezar a verlos en pantalla. Así que ya sabes, a partir de ya mismo, te van a estar engañando con el tamaño real de la pantalla.

AAM "vive" de la publicidad. Usar bloqueadores de anuncios en este espacio nos debilita. Gracias por ayudar y contribuir a que AAM siga adelante. Podéis seguirnos en nuestro canal de Telegram o contactar directamente para consultas peticiones o lo que sea SoporteAAM

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: