Fibra óptica, rotundo éxito pese a su lamentable gestión

Fibra-óptica

Si en el artículo anterior hacíamos un repaso por la historia de la fibra, y el otro reciente hablábamos de cómo Vodafone estaba consiguiendo unos enormes resultados y unos acuerdos muy fructíferos, hoy quiero hablar de cómo se ha gestionado el tema de la fibra óptica, como nos ha afectado a los usuarios, y como el gobierno (y no me gusta hablar de política) ha permitido que la fibra óptica sea una ciudad sin ley donde los operadores hacen lo que les da la gana.

Hoy toca hablar de cómo Ono trabajó las instalaciones de fibra a la perfección en cuanto a instalación se refiere, todo por los terrados de las fachadas, con su consiguiente trabajo extra, y desembolso de enromes cantidades de dinero ya que eran instalaciones complicadas, y como Telefónica llegó y por arte de magia empezó a minar nuestras fachadas con los feos y poco estéticos torpedos, destrozando los tiempos de instalación puesto que era relativamente sencillo, subir a la escalera, poner torpedos y tirar cable. A día de hoy todavía me llevo las manos a la cabeza de pensar que alguien en su sano juicio permitiera eso, y que ONO no usara toda la fuerza legal para demostrar que eso no era serio.

TorpedoEso sí, intentar buscar un torpedos de esos en fachadas de edificios históricos, no hay, curioso, ¿no?, cuando nos interesa bien que se hace la instalación como se debe. Pero por si fuera poco todavía quedaba por aparecer en escena el resto de operadoras, y el gobierno de turno en vez de solventar el error que se había generado dando manga ancha a Telefónica para meter la instalación como le salía de las narices, permite que el resto hagan lo mismo en vez de exigir a los ya puestos a compartir la instalación a cambio de una cantidad pactada a modo de alquiler o de compra de espacio. Así pues, empezaba la guerra de torpedos en nuestras fachadas, donde a día de hoy podemos encontrar de Movistar, Ono, Orange, Vodafone y vete a saber cuántas más.

Ahora por si fuera poco, nos encontramos con las fusiones entre operadoras, alianzas entre otras (Orange y Vodafone) y a clientes como yo que tengo servicio con Orange, que se gestionó desde Jazztel y que mi conexión está en una caja de Vodafone, vamos soy lo que vulgarmente se conoce como un “mil leches”. Como vemos tanto en el anterior artículo como en este, la gestión de la fibra deja mucho que desear en todos los aspectos, y queda claro que demasiado bien está la cosa después de que gobierno y operadoras hayan gestionado tan mal este negocio.

Parte 2/2

AAM "vive" de la publicidad. Usar bloqueadores de anuncios en este espacio nos debilita. Gracias por ayudar y contribuir a que AAM siga adelante. Podéis seguirnos en nuestro canal de Telegram o contactar directamente para consultas peticiones o lo que sea SoporteAAM
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario