Insignia azul en redes sociales

Insignia azul

 

Una marca que dice mucho.

Es lamentable ver a qué nivel de hipocresía que hemos llegado. Marcas que por el simple hecho de que tengas muchísimos seguidores te dan productos para que promociones. Gente que consigue reservas en sitios que no se puede por tener muchos seguidores…, eso y mucho más. Es tal el cinismo de las redes sociales que hasta las mismas plataformas favorecen tal hipocresía. Si tienes una cuenta con 50, 100 o 1000 seguidores, no tienes derecho a pedir la insignia azul de cuenta verificada. Bueno, sí que tienes derecho pero no te van a hacer caso alguno. Tal cual. Si vas a llegar a un verificador. Tu cuenta saldrá con solicitud, mirarán el número de seguidores y directamente será descartada. Así de crudo. En vez de favorecer que todo el que quiera tenga el símbolo de “calidad” al ser una cuenta verificada y por lo tanto oficial, nada, ellos solo ponen ese privilegio al que tiene tropecientos mil seguidores. Patético.

 

¿Frivolidad o necesidad?

Podríamos pensar que es una frivolidad, ganas de tener el check azul porque te da más prestigio o algo similar. Pero nada más lejos de la realidad. Yo personalmente quiero tener el check en mis redes sociales para que aquel que me siga, sepa dónde está y que no está en una cuenta suplantada. Porque por desgracia, suplantar una cuenta es extremadamente sencillo y hasta que se descubre y cierra, tu imagen ya ha quedado tremendamente dañada. Y lo digo por experiencia. Todo esto viene porque en Instagram se está empezando a poder pedir la insignia, con lo cual habrá aluvión de peticiones. Ya os adelanto que si funciona como el resto, os vais a llevar un chasco. En parte es entendible, es mucho trabajo de recopilación de datos y verificación, pero en el fondo es un bien para ellos mismos ya que tendrían un servicio con mayor calidad de usuarios. Pero como ya saben, eso da más bien igual. Prima tener muchos independientemente de cómo sean.

 

La insignia azul debería dejar de ser exclusiva.

En la mayoría de sitios donde se puede poner como en Twitter o desde ya en Instagram, las condiciones son tremendas. Ser personaje público, marcas mundiales, entidades o celebridades. Vamos que tengan muchísimos usuarios. Con lo cual, este tipo de aplicaciones ya nos está catalogando como diferentes. Y creo que aquí empieza el problema. No es más Cristiano Ronaldo por ser quien es que yo. Acepto que tendrá cientos de millones más, propiedades, coches, privilegios como cenar sin reservar, cosas gratis, mujeres, de todo y más, pero quizás en una cuenta de Twitter, deberíamos ser igual él que tiene tropecientos millones de seguidores que yo que tengo casi mil. Así que si hay que poner a más personal a verificar, que lo hagan, si tiene que ser muy lento, que lo sea, pero a mi modo de ver, es elemental que este tipo de servicios tengan cuentas verificadas porque entre otras cosas, le da prestigio al servicio en cuestión. Eso sí, entiendo que no lo hagan. Ganan millones sin hacerlo, ¿para qué van a cambiar?

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: