La actualización iOS 11.3 la lía parda

iOS 11.3

No es un problema nuevo, pero si molesto.

Ya tenemos lío al canto y tal como expondré, creo que, si esto pasa en Android, se lía la mundial. Hoy en mi artículo en directo os voy a exponer un caso que ha surgido a raíz de la última actualización de iOS, concretamente la 11.3. Se empiezan a registrar problemas surgidos con la pantalla táctil la cual deja de funcionar con equipos reparados por terceros. Al parecer se debe a que la pantalla va a conectada a un chip que sería el causante de dicha restricción. Las empresas que reparan equipos están un poco expectantes porque esto puede generar un gran problema que de no corregir el “problema”, Apple les estaría condenando a volver a reparar los equipos ya que el problema en cuestión ha sido subsanado en las nuevas pantallas. De nuevo Apple quiere controlarlo todo.

Es lícito, por supuesto, pero… ¿moral?

Está claro que, si haces un dispositivo y luego ante cualquier reparación en vez de acudir a ti acuden al Paqui de turno, jode, y mucho. Las cosas claras. Tengo el corazón dividido en este tema. Entiendo la postura de Apple, que use todo lo que esté en sus manos para forzar a sus usuarios a pasar por ellos para reparar sus terminales. Pero también entiendo la

otra parte. La del usuario que le gusta Apple y que les ha costado la vida ahorrar para comprar uno y que tienen un problema que no cubre la garantía y la pieza oficial cuesta 150 y la no oficial 40 y funciona igual.

Es un tema complicado, pero claro, me posiciono más con Apple ya que si esa pantalla o componente de tercero, con lo cual, no controlado por ellos, ante una actualización falla, el usuario lo que dirá es “vaya mierda esto de Apple que no va”. Precisamente con estos métodos buscan evitar eso, que un componente pueda fallar y se atribuya el problema a Apple cuando quizás no lo es.

Fabricantes a dos bandas.

En muchas ocasiones los fabricantes de componentes son los mismos que están vendiendo a Apple. Con lo cual, están haciendo doble negocio. Es por eso que el teórico problema surgido desde la actualización de iOS, habría ya sido subsanado. Pero claro, las tiendas de repuestos que tuvieran pantallas sin esta actualización son los que han pagado el pato. Y todo esto nos lleva a algo muy conocido en Android. La fragmentación.

Vale, en Android hablamos en estos términos refiriéndonos a otra cosa, concretamente a la versión. Pero señores, esto es fragmentación igual. Apple quiere controlarlo todo, cierto, pero es que es su producto. No me parece mal que quieran tener un control absoluto de su producto. Porque no nos engañemos, luego cuando se saca pecho de que tal terminal es muy bueno porque no falla, pues vale, va a ser que no. Las reparaciones de terceros no las controlan con lo cual no saben la fiabilidad.

iOS 11.3 la lía parda, y desde AAM lo apoyamos.

Asumo y acepto que es una decisión cuanto menos cuestionable. Pero si realmente detrás de esto hay como finalidad evitar perder prestigio por fallo de piezas me parece bien. Si ellos sacan una actualización para su modelo, y lo someten a mil y una prueba y cuando ya lo tienen todo testeado y correcto lo lanzan y empiezan a surgir quejas y problemas, y esos problemas vienen por componentes de terceros. La culpa para el usuario es de Apple, y en realidad no lo es. Así que si, apoyo a Apple con la decisión por muy polémica que pueda resultar.

Otra cosa es que vulnere alguna ley o norma, entonces…, no digo nada. Pero vamos, ojalá en Android se hiciera lo mismo. El que quiera poner piezas, que sean autorizadas por la empresa en cuestión. Eso sí, cuando ahora aumenten el robo de iPhone para piezas…, que no se quejen desde la manzana mordida, porque no me extrañaría que esto pasase de seguir por este camino, que recordemos, no es la primera vez que pasa ya que con el iPhone 7 ya pasó algo similar con componentes de terceros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Marc Melia

Finalidad: Legitimación de tratamiento de los datos consentidos expresa e inequívocamente para la realización de un fin legítimo.

Legitimación: Tu consentimiento

Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.

Contacto: Contacta en androidealmando@gmail.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.