LG V30, rompiendo moldes

LG V30

 

Una bestia en todos los sentidos.

La gama V de LG se ha caracterizado por ser un móvil muy potente con una línea muy elegante. En su tercer terminal, el LG V30, nos presentan un terminal totalmente diferente a lo que nos venían presentando hasta ahora. Eso sí, es muy bonito. Como imaginareis estamos ante un terminal todopoderoso que tiene lo mejor del mercado y cuyo precio no os voy a andar con rodeos, no se sabe.

Pero vamos, será como modelos anteriores, tremendamente caro. Lo que sí que sabemos cómo es obvio ya que se ha presentado, son todas sus características. Con una pantalla de 6” OLED Full Vision con resolución 2K, procesador Snapdragon 835, 6gb de RAM, Nougat actualizable a Oreo, 64/128gb de almacenamiento y una cámara muy potente, 16mpx dual y otra de 13mpx. Su batería 3300mAh y su fecha de salida se sitúa en el 21 de septiembre. Allí es nada. Menudo bicho.

 

Perdiendo un toque de exclusividad.

Haciendo referencia al título del artículo, vamos a hablar de la característica principal que ha venido equipando LG en esta gama. Tanto el V10 como el V20 contaban con una doble pantalla, la típica de toda la vida y otra extra en forma alargada y estrecha, como una barra de notificación donde podíamos ver siempre notificaciones concretas. Eso en el V30 no está, pero a contrapartida la pantalla la podemos poner en modo Always-On y su barra de aplicaciones donde podemos poner hasta cinco. Como era de esperar, algo que sonaba muy interesante finalmente es abandonado por la compañía por ser LG. Si esta característica la llega a sacar Samsung, a día de hoy todos tendrían doble pantalla, la vida es así, que le vamos a hacer.

 

 

El software, su caballo de batallas.

Hay que reconocer que el apartado de Software es uno de los puntos fuertes de este terminal. No son santo de mi devoción, prefiero capas de personalización como la de Miui de Xiaomi, pero tengo que reconocer que ciertos apartados del software de este terminal me han gustado mucho. Mayoritariamente destinados a la cámara, y como precisamente en mis terminales Xiaomi es donde más flaquea…, pues me hace mirarlo todavía con más cariño. Han puesto toda la carne en el asador en el apartado pantalla y software, y es de agradecer.

 

Otro terminal con tamaño especial y fuera de lo común.

LG es pionera en presentar este tipo de pantallas. Personalmente no me gustan nada, pero aceptó el reto. Con 6” (18:9) consiguen una experiencia de usuario impresionante, pero señores, en temas compartir con familiares y amigos capturas o fotos…, ojo que no es tan bonito como parece. Vais a ver todas las fotos o capturas cortadas. Eso es algo a lo que ya estamos acostumbrados si tenemos un terminal de 5.5” y enviamos una foto a uno de 5.15” pero es un tamaño más extendido. Con el de 6” nos vamos a encontrar en un territorio de unos pocos, ya que no es un tamaño muy extendido. Pero vamos, lo dejo como apunte, no es una crítica.

 

Presentación del LG v30

 

Conclusiones AAM sobre LG V30.

No me gusta. Expongo. La cámara trasera vuelve a sobresalir, otro más. Es cierto que muy poco, pero lo hace. Es a mi modo de ver anti estético. Por otro lado, entre el doble sensor, flash, lector de huellas, y dos marcas de empresa, todo en la parte trasera, me parece feo y sobrecargado. No comulgo con el sensor de huellas en la parte trasera, no comulgo con sensores de fotos que sobresalgan del marco, y las marcas de empresa, me gustan más bien poco, aunque las entiendo. Por todo ello y porque nunca me ha gustado LG como marca, tengo que decir que no es un terminal que compraría. Y menos si tenemos en cuenta que estamos a las puertas de que Xiaomi empiece a bombardear con terminales nuevos, entre ellos el Mi Mix 2.

AAM "vive" de la publicidad. Usar bloqueadores de anuncios en este espacio nos debilita. Gracias por ayudar y contribuir a que AAM siga adelante. Podéis seguirnos en nuestro canal de Telegram o contactar directamente para consultas peticiones o lo que sea SoporteAAM
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario