Evolución o involución, lo del Jack hace daño

lo del Jack hace daño

 

Vivir sin Jack es posible, pero difícil.

Llevo ya una temporada sin Jack y tengo que decir que vivo bien, no me cuesta. Eso sí, es molesto en algún caso y hoy quiero analizarlo. El Mi 6, como todos sabréis es un terminal que no cuenta con el Jack de audio. Es aparte el que tengo. He sobrevivido a su ausencia con el adaptador que Xiaomi incorpora, por suerte. No es del todo incómodo, es absurdo, pero incómodo no es. Simplemente tienes una extensión de cable. Busqué una solución sin cables y opté por la del adaptador bluetooth de Xiaomi, me ahorro el cable conectado al móvil, pero no era del todo práctico. Ahora tengo unos auriculares bluetooth de los cuales hablaré en breve. Son una pasada, pero siguen suponiendo un problema que vamos a analizar.

 

Problemas de no tener el Jack.

Si vas a jugar, es un problema. Muchos juegos no sincronizan correctamente el sonido con lo cual puedes tener un pequeño retraso que suponga muchas molestias para jugar. Por ejemplo, en el Pubg, directamente no es aconsejable jugar. El audio sólo sale por uno de los auriculares, puedes tener retraso y de postre no suena correctamente el altavoz. Así que tenemos que ir con cable y su adaptador. Molestia, especialmente cuando queremos cargar y jugar a la vez, algo que seguro que os ha pasado alguna vez. El juego de turno come mucha batería y queréis cargar mientras jugáis. Pues nada, en los que no tiene Jack no se puede. El adaptador correspondiente no viene, que sería un ladrón con dos salidas. Otro incordio.

 

Retroceso claro.

Tengo muy claro que el tema del Jack es un retroceso en toda regla. También tengo claro que es un claro afán de los fabricantes de ahorrarse el dinero de la placa correspondiente. El problema es que la gama alta ha sufrido dos pérdidas muy duras, por un lado, la radio FM y por otro el Jack. Curiosamente ambos protagonistas sí que suelen estar en la mayoría de gamas medias por no decir todos. Con lo cual, es digno de análisis (que no haremos de momento) el motivo por el cual la gama alta está prescindiendo de cosas que a mi modo de ver son importantes.

 

Lo del Jack hace daño, siempre.

Actualmente no existen demasiadas opciones en el mercado de auriculares Type C. Y las que hay son caras. La solución del adaptador está bien, pero no deja de ser un incordio. Con lo cual, estamos casi obligados a optar por auriculares bluetooth. Y lógicamente con su inconveniente de carga. Que, para postre, irá con conexión USB normal, otro despropósito que no entiendo. Nos empujan hacia el Type C, pero sin embargo siguen sacando la mayoría de periféricos con conexión USB normal. Eso me da una visión clara, el USB Type C es otra absurdez del ser humano y no tiene sentido alguno. Que no me vendan la moto de que es reversible. Con el USB de siempre sólo había dos opciones a no ser que fueras muy borracho.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: