Smartphone, ¿Ayuda o espía?

Smartphone

 ¿Realmente tenemos un terminal y sabemos lo que tenemos?

Primero de todo disculparme si hay errores de expresión, de ortografía o similares. Este artículo lo estoy haciendo desde la sala de espera del médico, a casi 39 de fiebre y reventado. Pero AAM soy yo, y ya he estado dos días ausente y no me gusta. Un lector me ha propuesto un tema interesante, y como yo me debo a vosotros, lectores, que dedicáis unos minutos muy valiosos de vuestro tiempo a leerme, pues no podía hacer otra cosa que recoger el guante porque me ha parecido un tema interesante.

Si miramos la evolución del teléfono móvil como tal, podemos sacar muchas y dispares conclusiones de que es y para qué sirve. Hoy este artículo en directo va dedicado a ese compañero de viaje que seguramente se ha vuelto indispensable. Ahora que estamos cerca del décimo aniversario de Android, me viene al recuerdo que tenía exactamente en estos momentos hace diez años. Tenía un Nokia, como seguramente, el 97% de los que tenían un teléfono móvil. Pero… ¿Cómo lo usábamos?

¿Ha cambiado el uso que le damos al móvil?

La cuestión es saber si ha cambiado la manera en la que usamos el terminal. Yo diría que no. Por estas fechas hace diez años seguramente muchos de vosotros tenía una tarifa plana o un porrón de SMS que era la manera que teníamos de comunicarnos. Llamadas… No existían tarifas planas creo, o no eran accesibles, con lo cual, el tradicional “llama cuelga” era nuestra forma de decirle al colega o pareja que habíamos llegado, que estábamos en el sitio, que saliera o cualquier cosa.

Recuerdo que alguna operadora incluso planteó o no sé si lo llegó hacer, de cobrar esa llamada o intento de llamada. Algo me suena. Con lo cual, si trasladamos el uso que le damos al móvil a hoy…, poco ha cambiado. Ahora tenemos tarifas planas de datos y llamadas (la mayoría) y los SMS prácticamente han muerto, pero seguimos usando el móvil para todo menos para lo que fue inventado, para llamar.

 

¿Ayuda o espía?

Creo que es una pregunta difícil y que dependerá a quien se la hagas. El Smartphone claramente es una ayuda brutal. A día de hoy te permite hacer prácticamente de todo. El problema es que de igual manera que te ayuda a hacer de todo, también es a un coste demasiado grande tu privacidad. Estamos a merced de las empresas que nos ofrecen sus aplicaciones gratuitas cuando en verdad, nos la están cobrando a precio de oro, les estamos dando datos privados a mansalva.

En esas políticas que aceptamos, hay precisamente que los datos serán propiedad de la aplicación o empresa en cuestión. Y no sólo es golea el peligro, que lo es y mucho, son todas y cada una de las aplicaciones que usamos. Google hay que reconocer que en calidad de servicios/pago que le hacemos compensa. Pero…, ¿y el resto? El teléfono se ha convertido en un peligroso espía que les da constantemente información a las empresas detrás de las aplicaciones que son capaces de saber dónde estamos, que hacemos, que nos gusta y cualquier otro dato relevante.

 

El peligro del Smartphone.

Creo que cada vez la gente es más consciente que Google es una empresa que nos ofrece aplicaciones para recabar información. La gente es consciente de ello, pero prefiere compartir mucho porque lo que nos dan es mucho. Lo que sucede es que me parece que la gente no es suficientemente consciente que el resto de empresas, y no hablo de Twitter o Facebook, ya que estarían en el mismo saco de Google, son muy peligrosas ya que al ser menores, trafican con nuestros datos al mejor postor, a terceros de dudosa procedencia y en definitiva, estamos a merced de que nuestros datos acaben vete a saber dónde así que con todo lo argumentado…, sí, el teléfono es de gran ayuda, nos hace los días más sencillos, pero de igual manera es u espía en potencia que nos sitúa en nuestro día a día y en cada segundo del mismo dejando rastro de que hemos hecho y de donde hemos estado.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: