Saltar al contenido
Androidealmando.com

Aquellos maravillosos años: Nikola Tesla

7 marzo, 2019

 

El genio incomprendido.

Nikola Tesla (1856/1943) es seguramente uno de los mayores genios de la historia. Sorprendentemente, y pese a ser la mente más brillante de todos los tiempos, en un hipotético podio de genios, no saldría, o no lo pondríamos. El motivo seguramente ha sido la mala fortuna y las decisiones erróneas que tomó a lo largo de su vida. Hoy en un nuevo episodio de AMA, nos centramos en un genio muy ligado a la tecnología. La vida de Tesla no se entendería sin Thomas Edison, la primera persona que le dio trabajo, y seguramente la primera de una larga lista de personas que le pegó una puñalada.

Concretamente fue cuando Tesla ayudó a Edison a reparar los generadores eléctricos animado por Edison el cual le dijo que le daría 50 mil dólares si los conseguía reparar. Una vez reparados, Tesla fue a cobrar lo pactado y Edison le dijo que era broma, que allí eran muy de la broma. Fue un punto de inflexión y seguramente para Edison, una mala decisión ya que su aprendiz acabaría siendo una de las personas más influyentes en el campo de la electricidad.

 

Nikola Tesla, el inventor del siglo XX.

El invento más importante es la corriente alterna. A partir de allí, un sinfín de inventos salen de sus bases. La radio, el control remoto, rayos de luz ultravioleta, lámpara de neón, sistema trifásico, bobina de tesla, telegrafía sin hilos, condensador de vacío, turbina de tesla y un montón más de cosas que hoy usamos a diario. Su importancia en la historia es de tal magnitud que seguramente si no fuera por sus inventos, no haría demasiado estaríamos todavía con lámparas de gas y antorchas.

Fue la persona que nos dio la luz, y curiosidades de la vida, fue esa persona tras la llamada “guerra de las corrientes” que lo enfrentó, y aquí viene la casualidad, con Thomas Edison, que defendía el modelo de energía continua y Tesla la corriente alternativa. Esa batalla tuvo lugar gracias a la unión de George Westinghouse que usó las patentes de tesla en su recién creada empresa, Westinghouse Electric la cual le quitó a General Electric, de Edison. Fue una batalla campal que Tesla ganó cuando hizo atravesar su cuerpo con corriente alterna sin que le pasase nada. Ante eso, Edison poco pudo hacer ya que su sistema de corriente lo hubiera dejado frito. Tesla ganó y el mundo se iluminó con sus sistema de corriente alterna.

 

La radio, el invento más controvertido.

Marconi fue otra piedra en el zapato para Tesla. Como ya hemos comentado, Tesla no era un hombre de negocios, y cometió la torpeza de publicar su trabajo sobre la transmisión radiofónica ya que creía que era importante para la humanidad. Eso permitió a Marconi fabricar a base de la patente de Tesla, la radio. La popularidad de Marconi creciera de manera salvaje hasta el punto que la oficina de patentes le retirara la patente a Tesla y se la diera a Marconi. Seguramente fue una de las mayores injusticias que sufrió Tesla. Hasta seis meses después de su muerte, más de cuarenta años después de que se la quitasen, le fue devuelta. Así pues, el invento de tesla nos ha dado la televisión, los teléfonos móviles, comunicaciones con el espacio y mucho más. Ha sido sin duda, el genio incomprendido.

 

El rayo de la muerte, ¿verdadero o falso?

Se especula mucho sobre su muerte a los 83 años, el 7 de enero del 1943. ¿Asesinato o muerte natural? ¿Alguien se metió por medio por el peligro que tenía Tesla y su posible invento de un arma de destrucción masiva? Nunca lo sabremos. Pero está claro que algo pasó ya que su caja fuerte estaba abierta y el FBI estuvo analizando papeles que requisó. Quizás ellos mismos tuvieron algo que ver al considerarlo una persona peligrosa por su avanzada mente. Lo que está claro es que Tesla, ha sido una de las personas más influyentes en nuestra historia y que gracias a él, se han inventado y avanzado en muchísimos campos. Es por méritos propios, el mayor inventor de todos los tiempos y como hemos ido contando, no ha tenido el reconocimiento que se merecía ni en vida, ni en muerte.