Bélgica y el eterno debate de la privacidad.

Bélgica y el eterno debate de la privacidad.

 

Microsoft deberá entregar datos de Skype en caso de investigación criminal.

Es un debate recurrente del cual se perfectamente que muchos de vosotros, lectores, tenéis una opinión opuesta a la mía. Pero no por ello se debe dejar de hablar o de intentar acercar posturas, o no, se pueden ver las cosas de diferentes maneras y tener todas nuestras razones. Yo defiendo a ultranza la privacidad de las aplicaciones y que no puede venir la policía y decir que le entregues material privado. Te debes a tus usuarios, pero claro, esto tiene matices y hay que analizarlos. Bélgica es noticia porque obligará a Microsoft a entregar datos de Skype en caso de una investigación criminal. Me parece bien. Que venga un juez con una orden de registro y se le abren las puertas de la persona que quiera investigar. Eso es una cosa, pero que la policía pueda efectuar un registro o pedir datos privados de un usuario., por allí no.

 

Microsoft no se sale con la suya.

Es noticia porque Microsoft ha perdido una apelación en un caso sobre Skype donde la justicia belga determina que Skype es un operador de telecomunicaciones y que deberá entregar datos a las autoridades en caso de investigación criminal. Microsoft se escudaba en que no es un operador, pero parece ser que, aunque a mi modo de ver tienen razón, que no les va a servir y tendrán que pasar por el aro. El juez había pedido a Skype que compartiera datos de un sospechoso en una investigación de crimen organizado, alegando que las operadoras de telecomunicaciones de Bélgica están sometidas a ese requerimiento por ley. De allí el problema. Skype se está usando como operadora de telecomunicaciones desde el momento que se usa para comunicarse. Pero es que la parte de Microsoft también la entiendo porque no es una operadora, con lo cual…, entiendo a ambas partes.

 

Un caso que puede sentar precedentes.

El caso de Bélgica puede sentar precedentes ya que tal como parece, van a conseguir lo que se proponen. Muchas voces apuntan a que este tipo de medidas son usadas por los gobiernos para abusar de su poder y comprometer la privacidad de los ciudadanos más que perseguir a los criminales. Es un arma de doble filo que debe ser bien usada. Acepto que un juez dicte una orden para facilitar datos de una persona investigada. Pero eso de que pueda venir cualquier fuerza del orden, entrar, buscar y adiós, NO. Las aplicaciones de mensajería se deben a sus usuarios, los cuales están porque son seguras. Si esto se vuelve un “viva la vida” vamos mal. Y ojo, que nadie habla de indemnizaciones. ¿Qué pasa si abres las puertas de casa de uno y resulta que no ha hecho nada? ¿Quién le recompensa por los daños ocasionados? ¿nadie? Pues no me parece justo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.