Saltar al contenido
Androidealmando.com

Cerca de abandonar Netflix

7 mayo, 2019
Netflix

 

Hoy te ha tocado.

El que me siga sabe perfectamente que soy seguidor acérrimo de Netflix. Pero eso podría estar a punto de cambiar y es que tal como está la situación…, creo que lo más inteligente sea irme a modo de toque de atención. Seguramente muchos estáis al corriente de cuentas compartidas que circulan por todos lados. Desde las “legales” donde se comparten entre cuatro hasta las ilegales que se comparten sin pagar ni un duro. Seguramente optaría por la “legal” de compartir con gente el servicio. Hasta hace no demasiado así lo tenía, pero la falta de comunicación y el sentimiento de traición de mis amigos que no entendieron como estaba organizado el servicio que les ofrecía, hizo que me quedase solo con el usuario. Actualmente estoy pagando la cuota de 13 euros sólo y no estoy satisfecho. El motivo tiene nombre propio, el peering. Vamos a darle una vuelta a que es para que se entienda todo fácil.

 

 ¿Qué es el peering?

Lo he contado en alguna ocasión y creo que es la mejor manera de que se entienda el tema. Sin tecnicismos. Vas por una carretera y llega un punto donde hay dos caminos. Uno te lleva por la montaña, un largo camino con curvas, subidas y bajadas y un trayecto de 2 horas para llegar al otro lado. El otro camino es una autopista que atraviesa la montaña por el medio y te sitúa al otro lado en tan solo 2 minutos. Eso sí, tiene un coste asumible por el conductor. ¿Qué camino eliges? Pues esa es la situación que tiene Netflix con las operadoras. El camino que atraviesa la montaña es el peering que no quiere pagar Netflix (que quiere o necesita prioridad para que su señal sea buena). El peering lo debe pagar el operador, que a su vez, querrá cobrarlo al servicio de querer prioridad. Tengo que defender a las operadoras, que no le otorgan preferencia en su flujo de señal (peering). Sin eso lo que sucede es que por mucha velocidad de red que tengas, en las emisiones, puedas sufrir cortes o pixelamiento de imagen al inicio de la reproducción. La solución pasa por pagar, algo que Netflix no quiere hacer.

 

¿Quién tiene razón?

Como dije, me tengo que posicionar con las operadoras. Por el sencillo motivo de que ellos no tienen porque poner “autopistas” para Netflix ni para nadie. Si la quieres tener…, paga. Si no pagas, te vas por la carretera nacional como el resto, y como tu flujo de datos es tremendo…, te comes caravana y con ella los problemas que tienen los usuarios. Y el problema lo tenemos cuando yo como usuario, estoy pagando por un servicio que debe ser perfecto y es deficiente porque ellos no quieren pasar por caja. Con lo cual, si yo paso por caja y les genero unos beneficios que ellos no invierten en darme una buena calidad de servicio…, algo falla. Y me niego a creer que con los beneficios que están teniendo, no se puedan permitir pagar el peering de las operadoras, que pese a que hablamos de muchísimas en todo el mundo.., no creo que sea tanto para no poder o querer asumirlo.

 

¿Solución al problema?

Difícil. En nuestro país actualmente creo que la mejor solución al problema sea la de pasarse a Movistar. Y digo creo porque no lo tengo seguro del todo. Pero entiendo que si. El motivo es simple, Netflix y Movistar tienen un convenio de colaboración gordo. Mayor que otras operadoras que te ofrecen Netflix gratis pero ellos asumen el coste quizás subvencionados en parte por Netflix, lo desconozco. Con Movistar la cosa es más grande. Tienen una colaboración real y potente donde Netflix está integrado en la plataforma. Con lo cual, es de cajón que deben tener el peering incorporado y con él, la ausencia de problemas de señal. Y ojo, que Movistar hasta ese acuerdo de colaboración era el que tenía el mayor de los problemas de peering.

Y lo peor de todo es que este problema no afecta a todos por igual. Puedes estar tranquilamente viendo todo sin cortes ni pixelamiento de imagen y el que tienes en el piso de al lado, con la misma tecnología y tener problemas. Y eso para colmo no es Netflix sólo, son YouTube y cualquier otra que quiera transferir mucho flujo de datos. Son Netflix y YouTube los casos más sonados. Yo personalmente tengo ese problema desde hace un tiempo, antes no lo tenía. Y os hablo de que tengo una conexión de 500 megas de fibra. Pero como dije antes…, da igual la velocidad que tengas, es un embudo, ya puedes tener tropecientos megas que si la señal pasa por el embudo…, te toca sufrir.

 

Conclusión AAM sobre cerca de abandonar Netflix.

Con todo lo expuesto…, no se hasta que punto voy a seguir manteniendo el servicio. Soy defensor a ultranza del servicio y de pagarlo. Pero sinceramente… con la de opciones que tenemos sin pagar, no se hasta que punto voy a ser capaz de pagar por un servicio que no me respeta. Creo que esto es una cosa de dos, y si las dos partes no se comprometen, mal vamos. No asumo como normal tener deficiencias en el servicio. Aunque en esto entra un tercer factor, el fabricante de los televisores. En mi caso, Sony. Se conoce que el servicio integrado de Netflix que tienen es deficiente, con lo cual, sumamos otro problema al asunto. Pero en este caso ya es un problema externo donde Netflix no tienen culpa alguna. Con lo cual…, podemos tener tantos problemas que luego no nos tiene que extrañar que algunos se vayan por el camino del medio y decidan no pagar y conseguir el contenido de manera ilegal.