Saltar al contenido
Androidealmando.com

Cerco al patín eléctrico, Madrid sentará cátedra

30 julio, 2018

Cerco al patín eléctrico

 

El patín eléctrico podría frenar de golpe.

Si miramos la actualidad de la tecnología y tenemos que buscar un producto más allá de los móviles que esté arrasando, ese es el patín eléctrico. Y si vamos más allá y miramos quien, seguro que Xiaomi es el rey del momento. Están vendiendo todo y más, y con razón. El patín eléctrico de Xiaomi tiene una Calidad/precio incomparable. El problema es que como todo, el ser humano inventa algo, tiene serias connotaciones negativas, pero claro, como primero es el negocio y luego lo demás, pues pasa lo que pasa.

Ya nos lo encontramos con la fiebre de los drones. Se vendían sin control alguno, aparatos capaces de entrar por ventanas y grabar intimidades. Capaces de provocar un accidente. Incluso se ha prohibido su uso en espacios aéreos porque algún susto ha dado. No se regulan bien este tipo de cosas. Con las gafas de Google íbamos por el mismo camino, por suerte fueron un fracaso y no hemos tenido que lamentar problemas. Ahora con el patinete eléctrico pasa igual. No se regula, se venden millones y ahora nos preocupamos.

 

Madrid aprueba una normativa que lo complicará todo.

Hay que reconocer que el patín eléctrico es una pasada. Comodidad, ecología y ahorro. Lo reúne todo. ¿Problema? Pues que ha crecido en un ambiente no preparado. Yo mismo voy con miedo cuando mis hijos salen de la portería deprisa y corriendo. Si hasta ahora teníamos que ir con ojo por si pasaba una bici, o una moto (aunque no pueden), ahora le sumamos los patinetes. Girar una esquina se está convirtiendo en un deporte de riesgo. Casi que tendríamos que empezar a tener semáforos o espejos de esos que todavía vemos en muchas calles estrechas con cruces. Madrid pondrá fin a eso con una ordenanza que los va a llevar a usar el carril bici y dejar las calzadas y aceras. ¿Lo conseguirán? No, en absoluto, se van a dar con una pared, pero bueno, al menos es bueno que lo quieran regular.

 

Nunca se debería haber llegado a este punto.

Es cierto que una ciudad no se puede adaptar a que un desarrollador invente algo rompedor. Es más sencillo que ese aparato se adapte a la vida que la vida adaptarse a ese aparato. O al menos, hacer que exista una tregua donde puedan convivir. El problema del patinete es ese, que ha entrado rompiendo con todo, no se ha querido ver lo que estaba pasando, y ahora que todo está descontrolado, se quieren poner tiritas en una herida de puntos. No costaba nada permitir que salieran, sí, pero limitados de velocidad. Se supone que existe una limitación, pero menuda limitación. He visto patinetes que corrían más que la velocidad límite de coches en ciudad. Es una locura. Y encima, la de tipos que hay. Hasta especie de motos que son patinetes. Es una locura. Por no hablar de transporte público. Hora punta, todo reventado y viene uno con patinete o bicicleta (que se supone que no se puede usar en hora punta). Es una locura.

 

 

El cerco al patinete eléctrico no irá a ningún lado.

Lo tengo muy claro. No van a conseguir nada. Bueno si, recaudar. Pondrán agentes de movilidad a poner multas a destajo. Los pobres irán de culo entre los que se escapen y los que se pongan chulos. Recordemos que no llevan matricula, con lo cual…, imaginar uno de movilidad intentando multar, el otro se escapa y una persecución por la ciudad, jajaja. Menuda locura de mundo en el que vivimos. Veremos qué solución se encuentra a este conflicto. Seguro que no se llegará a lo que se propone desde la capital, pero quizás sí que se consigue convivir medianamente bien. Lo que no es serio es que ahora quieran llevarlos a uso exclusivo de carril bici. Te van a decir que nanai, que pongan carril bici y que entonces lo usarán. Es el cuento de nunca acabar.