Saltar al contenido
Androidealmando.com

El CEO de Xiaomi es diferente

12 abril, 2019

 

 

Un líder en la sombra.

Seguramente si os hablo de Lei Jun, os suena a un desconocido. Bueno, seguramente eso pasa porque en Europa, este hombre es poco más que un desconocido. Sus presencias en el continente son contadas y seguramente o sigues muchísimo la actualidad de la compañía, o no sabrías decirme quien es. Obviamente vosotros lo sabéis, entre otras cosas porque ya os lo he presentado en el enunciado. Pero bien, el tema es que estos días ha sido muy comentada la noticia donde se hablaba del sueldo que cobra Lei Jun. Se hacía mucho hincapié a que el CEO y fundador de la compañía, ha recibido este año casi lo mismo que los beneficios de toda la compañía. Parece una exageración, ¿Verdad? Pero la cuestión es que esos ingresos se deben entre otras cosas, porque Lei tiene la mitad de las acciones de la empresa. Curiosamente ha pasado más en segundo plano la noticia realmente importante.

 

El Steve Jobs chino.

Lei ha sabido llevar con mucho orgullo la comparación con el gurú de la tecnología. Y para que nos vamos a engañar, las similitudes con Jobs existen. De entrada a Lei le gusta vestir sencillo. Camisa negra y pantalón tejano, es la combinación que más le gusta. También hay similitud en la manera que han conseguido los mil millones de dólares, ambos a los 43 años. Aunque bueno, en esto hay una pequeña diferencia, Xiaomi lo ha conseguido en sólo dos años mientras que a la manzana mordida le costó bastante más. Las diferencias también existen, y es que a diferencia del líder de Apple, como dije antes, en Europa no vemos a Lei como el líder indiscutible de la compañía y pasa demasiado desapercibido. Aunque ahora, con la noticia aparecida…, seguramente empezará a sonarnos más.

 

Lei Jun donará su bonus a beneficencia.

La noticia en principio es tal cual. Lei va a donar su bonus de unos mil millones a la beneficencia. Suena un poco bestia, y lo es. El creador y CEO de la compañía, este año ha ganado casi lo mismo que la empresa. Esto ha generado un runrún ya que Xiaomi no cerró el año 2018 como mayor vendedor en su país natal. Tampoco parece haberse respetado lo que dijo el propio Lei sobre que sus dispositivos no pasarían el 5% de beneficio, lo que dejaba claro que serían muy económicos. Parece que ambas cosas no han sentado bien y podrían ser en parte, los responsables de tal decisión. Es decir, que Xiaomi podría haber elaborado una estrategia comercial para lavar la imagen de la empresa y de su CEO, para evitar entrar en un círculo peligroso de desgaste. Es una de las hipótesis, pero todo puede ser. Lo que está claro es que ahora mismo no sabemos a que beneficencia se refiere. Si va a ser a una única organización o a varias. Suponemos que en los próximos días se dará más información al respecto.

 

La caridad no se dice, se hace.

En este punto tengo una lucha interior sobre lo que es o no correcto. Por un lado creo que cuando colaboras en temas de beneficencia, no se debe decir. Por otro lado, que personalidades importantes donen, y se sepa, puede ayudar a que otros comulguen con el ejemplo. Pero claro, con las especulaciones sobre los motivos…, me da que es más por imagen que por otra cosa. Y es que señores, no seamos cínicos, raro es que alguien, por mucho que gane, done semejante cantidad de dinero a beneficencia. Que puede ser, claro, pero es extraño.

En nuestro país tenemos un caso similar tratado de manera diferente. Amancio Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo, que ha creado un imperio con numerosas marcas de ropa, fundaciones y mil movidas, y con un patrimonio neto que supera los 67 millones de dólares, es todo un ejemplo. Venga, antes de seguir vamos a corregir el dato dado mal de manera pícara. Son 67 MIL millones de dólares, casi nada. Pues bien, se sabe que Amancio ha donado muchísimo dinero a diferentes causas. Y se sabe de una manera diferente a lo de Lei. Suena más a filtraciones o habladurías donde se acaba sabiendo que no una estrategia comercial como en el caso que nos ocupa hoy.

Conclusión AAM sobre el CEO de Xiaomi.

Me da igual si ha sido por estrategia comercial o por simplemente, una obra de caridad sin más. Tampoco me importa lo más mínimo a que va a ir destinado ese bonus. Tengo que creer en la palabra de Lei, y si dice que va a dar el bonus íntegro, después de descontar los impuestos correspondientes, nos lo creemos y aplaudimos la decisión. No soy quien para cuestionar los motivos. Es más, si lo hace para limpiar la imagen de la compañía o de los resultados…, quien soy yo para cuestionarlo, o tu, o quien sea. Ante un gesto de tal magnitud…, los motivos me dan igual. Me parece que es un gesto que le honra y que esperemos que se repita en más dirigentes que tienen mayor interés en seguir sumando activos a su inmensa fortuna que en pensar un poco más en mejorar el entorno.