Saltar al contenido
Androidealmando.com

Aquellos maravillosos años: el ratón

22 junio, 2019

La historia de un clásico.

Hoy retomo una de mis secciones favoritas del blog, y para que negarlo, de las que mejor funcionan. En AMA (Aquellos Maravillosos Años), hoy nos detenemos en el ratón. Este elemento que durante años nos ha guiado, nunca mejor dicho, a través de nuestras tareas en los ordenadores. Hoy no podemos decir que es algo indispensable ya que existen las pantallas táctiles que le van ganando la partida poco a poco. Pero para que nos vamos a engañar, a día de hoy sigue siendo más efectivo y eficiente un ratón que una pantalla táctil para la mayoría de funciones que queramos realizar.

Seguramente si tuviéramos que ponerle un nombre al precursor del ratón, o el que lo puso de moda, una vez más sería Steve Jobs. Él no lo creó, para nada. Simplemente lo sacó del cajón de los recuerdos de Xerox Parc y lo popularizó dándole la importancia de debía tener. Pero si nos centramos en la historia del ratón como tal…, hay muchísimo más en él. Se creó muchísimo antes y hoy le rendimos homenaje. En AMA hoy… EL RATÓN

El primer ratón.

Si tenemos que atribuirlo a alguien, ese es Ralph Benjamin que en 1946 lo inventó para un proyecto militar. Lo llegó a patentar y todo, pero eso sólo quedó en un proyecto que se materializó en un prototipo que nunca vio la luz. Años más tarde, en el 1952, la marina canadiense estaba trabajando en otro proyecto militar. Para ello usó esa tecnología aunque mucho dista de lo que conocemos actualmente. Para aquellos entonces, el TrackBall recibió cariñosa y coloquialmente el apodo de rollerball.

El motivo es que ese TrackBall en realidad era una bola de bolos, tal cual. Pero ese concepto persistió a lo largo de los años, y el sistema, aunque evolucionado y evidentemente a escala mucho menor, fue el que conocimos durante varias décadas. Actualmente el sistema interno del ratón ya no es con un TrackBall como conocemos los que llevamos más tiempo en el tema. Ahora es una luz láser que facilita mucho las cosas, aunque en ocasiones es todo lo contrario.

 

El primer prototipo de ratón.

En 1961, Douglas Engelbart presentaba en una conferencia un prototipo de lo que tenía que ser la parte inferior de un ratón. En él podíamos ver dos ruedas, una que se movía en sentido vertical y otra que se movía en sentido horizontal. Fue dos años después, cuando Douglas junto a Bill English, que trabajaban en el centro de investigación de Stanford, cuando presentaron el primer prototipo de ratón tal y como más tarde, con evoluciones evidentes, acabaríamos utilizando.

El dispositivo acabó llamándose coloquialmente ratón porque ese prototipo, tenía el cable en el lugar equivocado. En vez de estar en la parte superior para no entorpecer el movimiento, estaba en la inferior. Eso le daba un aire a un ratón moviéndose por encima de la mesa. De allí que hasta la fecha, lo conozcamos con ese nombre. Hicieron multitud de pruebas, desde un único botón, hasta los cinco. Al final determinaron que lo correcto sería usar tres botones. Fue en 1968 cuando el ratón fue mostrado de manera oficial al mundo.

 

 

La anécdota de la patente.

Una curiosidad en la historia del ratón viene dada por la patente. En 1967, Engelbart solicitó la patente de su ratón. Se le fue concedida tres años más tarde, en el 1970. Pero la desgracia cayó sobre él ya que los ratones se empezaron a popularizar a finales de los 80, cuando dicha patente ya había caducado. Con lo cual, nunca pudo sacarle un rendimiento económico a su invento. En la historia quedará como el inventor del ratón como lo conocemos, pero no se enriqueció gracias a su invento.

Si a día de hoy todavía siguiera en vigor esa patente, Engelbart seguramente sería una de las personas más ricas del planeta. Durante todos los años siguientes, ha ido sufriendo modificaciones varias, incluso el ratón invertido, que no hace tanto mucha gente usaba porque decían que era más práctico. Pero si ya hemos visto que en los 40 se inventó el concepto y en los 60 se materializó el ratón como lo conocemos…, si le debemos a alguien el ratón como tal, es a Xerox y a Jobs.

 

La historia de Xerox y el ratón.

Si le tenemos que atribuir a alguien las ventas de ratones, esa es Xerox. Fueron los primeros en vender ordenadores personales con ratón (1973). Lo que pasa es que no supieron sacarle partido a ese elemento. Fue un tal Steve Jobs, el que en una visita al parque, lo vio y quedó prendado de él. A diferencia de los de Xerox, Jobs si que sabía lo que tenía que hacer con el ratón y vaya si le sacó partido. Fue seguramente el elemento diferencial en sus equipos y la visita al parque le resultó de lo más provechosa.

Decir que el ratón de Xerox, tenía un enorme parecido con el de Engelbart. No sólo en diseño, mantenía los tres botones en la parte superior, aunque a diferencia del modelo original, en este caso si que tenía el cable donde por lógica debería estar, en la parte superior. Xerox fue el primero en lanzar un ratón de bola, en el año 1981. En ese año si que dieron la campanada con el ratón de bola, dos botones, cable ethernet y muchas cosas más, avanzadas a su tiempo.

El problema de Xerox fue ser demasiado avanzados.

Si tenemos que atribuirle un problema al fracaso comercial de Xerox con los ordenadores, es el de estar demasiado avanzados a su tiempo. Iban siempre un paso por delante y tenían tecnología que la gente no sabía usar o no estaban preparados para usarla. Es una pena porque los inventos de Xerox con el ratón, como se ha visto a día de hoy, fueron un acierto en toda regla. Pero como digo, el tiempo jugó en su contra y se encontró con una civilización que no sabía como sacarle provecho.

Prueba de ello es que sólo consiguió vender 25 mil unidades de ese increíble ordenador Xerox Star con su ratón de bola. Ese mismo año IBM lanzó PC DOS, un sistema operativo muchísimo más limitado que el que tenía Xerox y sin embargo dominó el mercado hasta la década de los noventa. Otra prueba evidente de que Xerox se topó con las pocas ganas de la sociedad por evolucionar.

 

La evolución del ratón de bola.

Ha sufrido varias evoluciones a lo largo de los años. Empezaron siendo como el modelo original inventado en los 40 pero en proporciones más pequeñas. Una de las grandes evoluciones fue cuando el sistema de discos que tenían dentro un par de leds, consiguieron quitarle el puesto a la bola. Entre otras cosas por su mayor precisión, precio más reducido y comodidad. Todavía recuerdo como si fuera ayer, cuando tenía que girar el disco que aguantaba la bola del ratón para quitarla y limpiar el mecanismo que estaba lleno de pelusa y evitaba que funcionara correctamente. Que tiempos aquellos. Lo añoro tanto…

Qué suerte tengo de poder haber vivido todo el cambio tecnológico. Los que somos de los 70/80, hemos vivido sin lugar a dudas, el mayor cambio tecnológico de la historia. Hemos visto nacer y crecer a cientos de cosas que hoy día siguen evolucionando y otras que han desaparecido. Nunca me cansaré de recordar y decir bien alto que soy un afortunado. En gran parte, esta sección viene precisamente a rememorar todo eso que hemos vivido y que lamentablemente hoy día, los jóvenes ni se acuerdan de ello.

 

Llegada de Apple a Xerox Parc.

En 1983, Jobs que para aquel entonces ya era un tío importante y famoso, fue invitado a Xerox Parc. En su visita quedó maravillado con la interfaz y el ratón de los ordenadores de Xerox, a los cuales no sabían sacarle partido. Consiguió una segunda visita donde ingenieros de su equipo visitaran con él las instalaciones. Eso previo acuerdo donde Jobs le vendió a Xerox acciones de Apple. Pues esa visita a día de hoy todavía sigue siendo recordada puesto que fue como el abordaje de los piratas a un barco.

Los ingenieros fliparon con la tecnología y cogieron todos los conceptos necesarios para rediseñar el proyecto Lisa desde cero y sacarlo al mercado copiando prácticamente todo de Xerox. Consiguieron quedarse con lo mejor de Xerox mejorándolo sustancialmente. Fue un enorme éxito y cualquier persona puede reconocer que Jobs, con su visita y “asalto” a Xerox, consiguió parte de su éxito, que por otro lado siempre ha sido ese, saber ver y sacarle provecho a las cosas.

 

El primer ratón inalámbrico y sus evoluciones.

Tenemos que irnos al 1991 para ver el primer ratón inalámbrico. Logitech fue en responsable de sacarlo al mercado. Funcionaba por radiofrecuencia donde un receptor captaba las ondas emitidas. Mucho más práctico que la tecnología de infrarrojos donde tenía que haber un contacto directo entre emisor y receptor. El precio fue su mayor hándicap puesto que salió al mercado por 150 dólares de la época. Un precio claramente desproporcionado al alcance de pocos.

Luego llegarían otras evoluciones siendo la más importante la del ratón con scroll. Fue en el año 1995 y sin lugar a dudas fue una de las evoluciones más importantes en el ratón. Luego nos tenemos que trasladar hasta el año 1998 donde llegarían los ratones por USB dejando atrás esos precarios sistemas de conexión por pines. Y la otra gran evolución fue la del ratón óptico, que llegaría en el 1999. Otros tantos años tendríamos que esperar para ver los ratones láser, todavía más precisos y mejores. Llegaron en el año 2004.

 

Conclusión AAM sobre los ratones.

Como habéis podido ver, la historia del ratón es increíblemente rica en datos. A día de hoy, la evolución es tan grande y tan importante… No le damos valor alguno a la evolución que ha tenido. A mi modo de ver, la mayor y mejor la de Apple. Con el Magic Mouse creo que tocaron el cielo y actualmente con los trackpad o como queramos llamar a la superficie que usan los Macbook…, si no lo han tocado, casi. Es increíble lo eficientes y la de funciones que podemos llegar a realizar con los dedos. Han llevado el producto al límite. Si bien es cierto que en el caso del ratón es a costa de un consumo excesivo de baterías…, el gasto vale la pena.

Por otro lado seguimos con ese hándicap, el de la duración de la batería. Si eres de jugar a videojuegos donde el ratón es el rey de la fiesta…, a día de hoy sigue siendo mejor uno con cable que uno inalámbrico. Pero bueno, por suerte para nosotros, hemos vivido una evolución brutal y por suerte también, ya no tenemos que lidiar con aquella bola blanca que atraía el polvo y las pelusas. El ratón es sin lugar a dudas, uno de los grandes protagonistas de la historia de la tecnología.

Os dejo un anexo con imágenes de los ratones, sus evoluciones y momentos importantes. (ANEXO)