Saltar al contenido
Androidealmando.com

¿Google favorece las estafas?

16 noviembre, 2018

Experiencia propia, sí, las favorece.

Pues tengo claro que estoy siendo duro, pero es que es la conclusión que extraigo de mi reciente problema con Google. Concretamente con Play Store. He recibido un cobro de PayPal que asciende a casi 11 euros y nadie me dice nada. Play Store (Google), dos días después no me ha dado respuesta de quien es el que cobra eso, y PayPal me dice que el cobro no es fraudulento y que no lo puedo rechazar. La cuestión es que llevo dos días con 11 euros menos en mi cuenta y es algo que ni he comprado, ni he aceptado.

¿Quién es el culpable? Google por supuesto. Es incomprensible que se pueda cobrar esa cantidad y que no salga reflejado nada más que un ID de factura. Digo yo que alguien debería decirme que he comprado o suscrito. En Play Store, lugar donde se ven los movimientos, no existe nada, ni compra ni suscripción. Sinceramente…, me veo abandonado por completo por parte de Google.

 

Una radio en directo en el punto de mira.

Tengo que decir que me huele que una App que instalé unos minutos antes tiene toda la pinta de ser la responsable. A las 8.15 de la mañana instalé una App de radio porque iVoox Radio había caído. Pues bien, durante el arranque de la aplicación vi una pantalla a la que no le di mucha importancia hasta minutos después. Como veis en la imagen es una página de privacidad demasiado trabajada. Tanto que hasta que no la vi de nuevo no caí en detalles como que seguir viendo anuncios está de color verde, y las otras dos, azul.

En ningún sitio me dicen el cobro y que cantidad. Se entiende que si le das a Premium te saldrá un cartel diciendo cuanto es, pero en mi caso le di al segundo. Entendí que era la opción común, más que la primera. Pues bien, me da que esa acción es la responsable ya que no existe compra o gestión alguna aparte de esa que hice justo minutos antes.

 

 

La empresa me asegura que ellos no son.

Mi primera reacción fue valorar con una estrella la aplicación y poner el comentario que a falta de confirmación, me sonaba que me habían cobrado esa cantidad. La empresa rápidamente se puso en contacto conmigo diciendo que una estrella les perjudicaba mucho y que se ponían a mi disposición bla bla bla. Entendí que mi maniobra era injusta y retiré la valoración. Tras dos o tres correos intercambiados con ellos…, sigo con la mosca detrás de la oreja de que son ellos.

Lamentablemente como dije antes, Google no me lo está poniendo fácil. Si me llega la factura con el nombre de la aplicación, o al pedirla me la dan…, se soluciona en menos de 12h. Pero dos días después…, esto está haciendo un caldo de cultivo y petará. Si son ellos como me imagino…, les voy a dar hasta en las orejas. Por ladrones, por engañar, y por jugar con el dinero de la gente de manera ilegal, porque obviamente no creo que sea legal cobrar al cliente sin ni tan siquiera avisarlo.

 

Google favorece las estafas con esa actitud.

Obviamente con todo lo contado, supongo que os queda claro que Google no está ayudando precisamente en el proceso de identificación de facturas falsas. Realmente lo tiene muy bien montado a nivel Play Store, donde ver suscripciones y/o compras es realmente sencillo y rápido. Pero lo que es incomprensible es que dos teléfonos ligados al mismo PayPal, ambos dos sin compras ni suscripciones, reciban un pago y no sepamos primero de que terminal se hace la compra y segundo que compra se hace.

Son dos cosas fundamentales. Primero porque sabes que terminal es, ya que si es a nivel empresarial, imaginad el follón que puede ser, y segundo porque en caso de ser fraudulento, sabes al menos contra quien disparar. A día de hoy, sigo sin saber quién es y desde donde y lo que es peor, no tengo claro que vaya a poder recuperar mi dinero.

 

El colmo de los despropósitos.

Para rematar la faena, mientras escribía este artículo, como sabéis todos son en directo, es decir, que no edito ni modifico cosas (salvo contadas ocasiones), hemos recibido contestación de Google. Tela con los de la gran G. No me pueden facilitar el nombre de la aplicación por protección de datos. Sólo si existe una denuncia previa, es decir, que tengo que ir a la policía a poner una denuncia para que ellos accedan a darme esa información. Vergonzoso. Ahora sí que sí, Google favorece las estafas, porque entre que voy a presentar la denuncia, entrego la documentación y se gestiona todo esto, puede pasar una o dos semanas.

Con lo cual, los responsables habrán estafado a tantos miles como yo, incluso la empresa puede haber cambiado de cuenta, desaparecer o vete a saber. En definitiva, una vergüenza de gestión la que hace Google con el tema de cobros de aplicaciones. Y de información, porque teniendo la ID de factura, la cuenta, el correo y todo, no me dan un dato básico que es el saber a quién supuestamente he comprado algo. De traca.