Saltar al contenido
Androidealmando.com

La tecnología con el incendio de Notre Dame

16 abril, 2019

 

 

Muy presente durante el incendio.

¿Que tiene que ver el incendio con la tecnología? Pues para bien o para mal…, mucho. Ayer pasó algo histórico, lamentable, triste, un desastre. Un incendio, al parecer, provocado por las obras que se estaban realizando en la catedral, destrozaron parte de la historia. Un accidente que todo aquel que quiso, pudo seguirlo gracias a varios medios tecnológicos. El más destacado, el streaming. Se hizo rápido y durante las horas donde los bomberos lucharon contra las llamas, se pudo ver en streaming desde cualquier parte del mundo. La tecnología bien aplicada, podríamos decir. También encontramos la tecnología con un dron que sobrevolaba la catedral, dando pistas a los bomberos de cómo estaba el tema. Seguramente gracias a el dron, se pudieron tomar decisiones que desde tierra no podrían haber tomado. Es decir, la tecnología no ha extinguido el incendio, pero ha ayudado de manera activa.

¿Puede luchar la tecnología contra el fuego?

Sí. Rotundamente sí. El problema es que como siempre, implantar la tecnología cuesta dinero y nadie quiere dar el paso. Para muestras un botón. Un inventor español, hace años que tiene un método para extinguir incendios que es la leche. No tiene salida porque nadie quiere invertir en él. En la catedral de Notre Dame, recordemos, la más visitada de Europa, seguramente se podría haber aplicado la tecnología, o la ciencia, para evitar esto. Quizás lo sucedido crea un punto de inflexión y se empiezan a tomar más en serio las cosas. Recordemos que la catedral desde 1991, ha sufrido varios incendios y alertas de mal estado. Ahora todos a llorar algo que seguramente, se podría haber solucionado.

 

Productos ignífugos son necesarios.

Existen productos ignífugos que evitarían en gran medida que el fuego devore edificios, especialmente los históricos. Es necesario que se empiece a aplicar la tecnología y la ciencia en estos edificios. No puede ser que por no invertir, se vayan al traste centenares de años. Implementar tecnología a estos edificios no tiene porque ser traumático. Creo que colocar unas cámaras de detección de calor, sistemas de riego en caso de incendio, o bombas de espuma no es traumático. Es cierto que en parte no se debe hacer para no modificar o profanar una estructura sagrada, pero señores, me parece que el fuego ha hecho algo más que profanar zona sagrada. Creo que hay que dar el paso y dejarnos de tonterías. Me da igual que sea una zona sagrada, hay que implantarle tecnología a edificios históricos y evitar catástrofes como esta o similar.

 

 

La tecnología ayudará a la reconstrucción.

Seguimos en tono tech en un día triste a nivel humano. La tecnología va a ayudar en las tareas de reconstrucción, por supuesto. Se tiene suficiente material digital para poder dejar la catedral como estaba. Obviamente no será lo mismo, pero pueden conseguir dejarla perfecta. Sin la magia que tenía hasta el día de ayer, eso está claro, eso ya se ha perdido para siempre, pero desde luego ahora toca levantar la cabeza, y recopilar todo lo necesario para dejar la catedral, lo más parecido posible a lo que era. Y ojalá no se cometan errores de base, y ya que van a tener que hacer una inversión económica y humana impresionante para dejarla lo mejor que se pueda, espero que sepan aplicar la tecnología y se implanten medidas que impidan, en medida de lo posible, que esto vuelva a pasar, si no ahora, dentro de diez, veinte o cien años.

Y ojo, que entiendo que todo esto es muy fácil decirlo o pensarlo, pero hay que hacer algo, y desde luego la tecnología, debe estar presente en todo esto. Hasta entonces…, sólo nos queda tener unas palabras de agradecimientos a los bomberos, que nunca se les valora lo suficiente lo que llegan a hacer por nosotros. Sin ellos hoy la catedral estaría derruida. Entre ellos, un bombero que está grave a causa de los trabajos realizados. Mucha fuerza para él, para el gremio, y para esa catedral. Esperemos que sea cuando sea, vuelva a estar lo más parecida a lo que estaba.