La tecnología en los hoteles hará daño

tecnología en los hoteles

 

Un modelo empresarial peligroso.

La cadena de hoteles NH está de actualidad. Han empezado una prueba piloto con un servicio llamado Fastpass. ¿En qué consiste? Pues básicamente en que la tecnología de nuevo se lleva puestos de trabajo y encima, nos darán menores servicios. Voy a hablaros sobre el tema, pero os dejo un apunte. ¿Recordáis que antiguamente cuando íbamos a repostar gasolina, un señor nos llenaba el tanque (como me gusta usar tanque en vez de depósito jejeje) y no nos manchábamos las manos ni olíamos a gasolina?

¿Ahora cómo estamos? Poniéndonos nosotros mismos la gasolina en la mayoría de sitios, y en muchos casos haciendo dos viajes, uno para decirle al dependiente que lo quieres lleno, llenarlo y volver para pagar. Es absurdo. Hemos perdido servicio por culpa de la tecnología, o el mal uso de ella. ¿A qué viene todo esto? Pues a que NH nos propone algo parecido. Con el servicio Fastpass eliminan al recepcionista con la excusa de que todo irá más rápido.

 

El recepcionista, un trabajo poco valorado.

Por desgracia, este gremio corre serio peligro de ser uno de los siguientes en desaparecer del mapa. La tecnología se está llevando miles de puestos de trabajo. Los expertos dicen que el día de mañana la tecnología generará otros tipos de puestos de trabajo, pero yo sinceramente…, no lo veo. Los empresarios están aligerando personal con la excusa de estar a la última y ser modernos.

Con el Fastpass te ahorras al recepcionista porque todas las gestiones se hacen de manera automática, desde el móvil y sin la intervención del papel (me parece bien) ni del recepcionista. Coincido en que el Check-in y el Check-off en la mayoría de hoteles (o en todos) es tremendamente lento. Según el sitio incluso tienes que hacer cola. Pero de allí a que se tenga que eliminar a los recepcionistas… Creo que con simplificar ese proceso es suficiente.

 

En que consiste el Fastpass.

El proceso es tan sencillo como que 48h antes de la entrada, te llega un correo donde salen todos los datos y acceso al sistema para que al llegar sólo con eso ya te entreguen la llave. Te ahorras el absurdo papeleo, escaneado de DNI y demás parafernalia. Incluso se puede usar el móvil como llave para las habitaciones. Aquí lo tienen más complicado porque no todo el mundo tiene un móvil con NFC que es lo necesario para que funcione.

Con lo cual, o hacen un sistema de lectura de código QR que todo el mundo podría usar, o es un método opcional. La cadena hotelera prevé que en el primer año se pueden ahorrar unos 42 mil minutos en gestiones de entrada y salida de clientes. Para esta prueba piloto han digitalizado 42 mil habitaciones (curioso, coincide con el número de minutos de ahorro, ¿casualidad?).

 

NH usa la moral para sus intereses.

Ahora viene el zasca de AAM. La cadena hotelera se convierte en una de esas ovejas negras en mi extensa lista. El motivo es simple, cinismo por bandera. Usan la falsa moral de argumentar que este sistema les ahorrará 24 mil folios anuales, que suponen un ahorro de 460kg de CO2. Vamos, que todo por el medio ambiente. Hay que joderse. Señores de NH, para ahorrar contaminación no es necesario cargarse miles de puestos de trabajo. Se puede implantar ese sistema sin necesidad de despedir a personal. Es más, parece mentira que no se use.

Como cliente, sigo queriendo que una agradable dependienta me atienda y resuelva mis dudas. No quiero ni un robot al cual después de un largo viaje si me recibe lo único que tengo ganas es de reventarle la cabeza, ni una pantalla que me vaya diciendo cosas. Quiero a mi agradable recepcionista. Esa que a las cuatro de la mañana, cuando tengo insomnio y bajo al bar o a la máquina, está allí con su cara agradable para decirme “buenas noches”. Así de simple.

 

Un paso más hacia la insensibilidad.

Nos estamos volviendo insensibles. Vamos a llegar a un punto en el que seamos seres asquerosos que no nos miramos los unos a los otros. A día de hoy ya hay casos donde podemos ver que ante un accidente de una persona, la gente prefiere sacar el móvil y grabar a ese raro ser que ha sufrido un percance en vez de ayudarlo. Nos estamos volviendo insensibles. Estamos dejando de sentir como humanos. Ya lo hemos dejado de hacer con WhatsApp.

Hemos pasado de la comunicación verbal, sentida, notar si la persona del otro lado está bien o mal por el tono. Ahora todo es mensajes. Pues bien, con pasos como el de las gasolineras o el de los hoteles…, seguimos tirando leña al fuego y dejando de sentir. Entiendo que se reduzca de 4 a 1 recepcionista y se implante ese o sistemas similares. Pero eliminar por completo a los recepcionistas y sustituirlos por máquinas, me parece un error.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies