Saltar al contenido
Androidealmando.com

Last Shelter: Survival, game over

29 enero, 2019

 

 

Fue bonito mientras duró.

Pues hoy es el día donde he decidido acabar con mi aventura en Last Shelter. Y ha sido una aventura larga e intensa, algo que me gustaría destacar por encima de todas las cosas. Que un juego consiga durar en mi terminal (como en el de cualquier otro usuario) durante muchos meses, es un éxito para el programador. Pero la cosa ya está demasiado gastada y deteriorada. El juego ha dejado de tener interés. Es repetitivo hasta el punto de aburrir. Es cierto que van sacando cosas nuevas, pero son demasiado poco interesantes o atractivas. Quizás parte de este desgaste se deba a los estados y sus locuras. Tengo dos cuentas (androidealmando y Androidealmando), una en el estado k22 y otra en el 24, ambas a nivel 20 con todo casi a tope, y ambas van a ser destruidas. No voy a regalarlas como he visto de compañeros. ¿Egoísmo? Para nada. Simplemente me niego como contaré más adelante. Creo que algunos usuarios ayudan a que el cansancio con el juego se haga mayor.

 

Cuentas regaladas, vendidas o destruidas.

Llevo mucho tiempo jugando y las he visto de todos colores. Desde gente que ha querido vender la cuenta, pasando por una gran mayoría que las ceden a otros compañeros. Personalmente voy a destruir ambas cuentas. No es egoísmo, simplemente no creo que el regalarlas o venderlas entre como opción. Básicamente creo que un juego es para evolucionar y trabajar esas evoluciones. Que alguien coja tu cuenta para seguirla o para tenerla de fuente de recursos, porque muchísima gente lo hace, usa cuentas para atacarlas y tener recursos, no me parece correcto. Es una forma de manipular el juego, hacer trampas. Creo que hay que jugar según las normas y no buscar siempre el camino fácil de conseguir cosas de manera poco lícita. Si quieres jugar y divertirte a algo…, lo haces. Ni lo compro ni me lo regalan.

 

Los estados y sus absurdas normas dictatoriales.

Tengo que decir que el estado 22 es algo así como un estado dictatorial donde te imponen muchas normas. En ambos estados estoy en uno de los tres equipos más fuertes. Pero cansa tener que estar siempre con las normas. Y ojo que no se te pase un día, que te expulsan atacan y degradan al máximo, incluso te expulsan y te meten en la escuela hasta que te recuperes. Es de locos. Hay un grupo de gente que se toma el juego como si fuera la vida real. Muchos que se creen jefes o líderes de algo. Conozco a uno del cual no voy a decir el nombre, que es terrible. Se tira literalmente el día entero jugando, buscando por los estados gente a la que convencer de que cambie, una locura. También tengo que decir que existe muchísima gente interesante, de otros lugares como EEUU, Chile, México…, He coincidido con muchos y muy buena gente, me gustaría destacar a Petros, un tío realmente grande. Pero lamentablemente como en todo, lo malo destaca o suena más.

 

Conclusión AAM sobre Last Shelter.

Lo dicho, mucho ha durado. Los desarrolladores han trabajado bien. El problema es que en muchas ocasiones se han equivocado poniendo cosas que no tenían sentido alguno. Cosas que contradecían a otras, y muchas que no tienen sentido. Colocar centros de recogida cerca de la alianza cuando estás a más de 400km por ejemplo ha sido terrible. Inviable. Entiendo que ellos han tenido que luchar contra las trampas y picaresca de los usuarios, pero no creo que sea suficiente motivo para una serie de decisiones que no son lógicas.

En definitiva, que los desarrolladores no paran de implementar novedades, que eso se agradece. Pero lamentablemente la mayoría de veces son a mal, no son entendibles y acaban perjudicando. Es por eso que tras más de 1 año jugando…, lo dejo. La monotonía y ambiente me ha empujado a ello. Intentaré dejar ambas cuentas sin alianza y supongo que serán destruidas y el juego se acabará. Es una pena, porque quizás en un tiempo vuelvo con energías renovadas. Pero que le vamos a hacer, si el juego hace que mis bases queden en nada…, pues bienvenido sea.