Saltar al contenido
Androidealmando.com

Menor se suicida tras una encuesta en Instagram

15 mayo, 2019
instagram

Un caso muy siniestro.

Lamentablemente hoy tengo que volver a hablar de un caso sorprendente, triste y que debe llevarnos a la reflexión. Dejando de lado la parte morbosa y como ha sucedido, algo que no voy a entrar, nos centraremos en el caso en cuestión Una menor se ha suicidado tras hacer una encuesta en Instagram donde textualmente ponía… “ realmente importante, ayúdeme a elegir D [death] / L [life]. Pues el resultado de esta encuesta fue que el 69% de los votantes eligió D, y ella lo hizo. Así de triste. Para colmo los abogados de la menor sugirieron que los que habían votado “muerte”, fueran acusados de indicio al suicidio, algo que como es obvio no procede. Eso si, creo que este caso, nos debe hacer reflexionar sobre en que manos están los menores. Si las redes sociales ayudan o perjudican y muchas otras cosas que intentaré argumentar en este artículo.

¿Son las redes sociales malas?

No lo creo. Es más, pienso que son todo lo contrario. Y que lamentablemente casos como este siempre han sucedido, pero ahora nos llegan precisamente porque existen las redes sociales. No creo que los que votaron, sea si o no, tengan responsabilidad alguna, más allá de que son unas personas carentes de sentido común y de sentimientos. De otra manera no entiendo que entre todos los votantes, desconozco la cantidad que votaron, nadie sea capaz de advertir a las autoridades o a cualquier persona con dos dedos de frente, de la situación. Eso es lo que realmente me preocupa. Que sean 20, 40, 100 o 1000, que nadie sea capaz de advertir mediante las herramientas que tenemos, de la situación. Seguramente si se hubiera hecho, esa menor seguiría viva. Por cierto, la menor en cuestión es de origen malasio y tenía 16 años. La verdad es que el dato en cuestión es indiferente, porque me interesa el tema y lo que le rodea más allá de la víctima.

 

Instagram empieza a ensuciarse.

Es preocupante a nivel empresarial para Facebook, y siento parecer frío y/o carente de sentimientos, pero tengo que analizar el tema desde la distancia. Seguramente Facebook (cualquiera de sus máximos responsables), estarán más preocupados de que esto suceda en Instagram que por la pobre chica. Y me explico. Instagram, a diferencia de Facebook, tiene la simpatía de la mayor parte de los usuarios. Llevamos mucho tiempo donde Instagram y Twitter son competencia en cuanto a calidad y felicidad de los usuarios. Con Twitter cada vez más encasillada en “la red del odio”, por la de trolls y dementes que hay, en Instagram siempre se ha calificado como una red social más limpia, menos contaminada. Con casos como este, dejan claro que nadie está libre de pecado y que hay que encontrar soluciones. Y desde aquí, y seguro que os sonará, os voy a dar una gran solución a este tipo de problemas, que si sois lectores habituales, me lo habréis oído muchas veces.

 

Una ID única es necesaria.

Lo he dicho por activa y por pasiva. Necesitamos una ID única. Que todo usuario que use internet esté perfectamente catalogado. Me da igual el grado de anonimato que tenga que tener, se puede tener absoluto anonimato pero estar bien catalogado. Es decir, la mayor parte de los detractores se agarran a que internet debe ser un sitio anónimo. Pero es que una ID única te otorga ese anonimato. Nadie a nivel particular debe saber quien eres. Simplemente serías un número. A contrapartida, contaríamos con la ventaja de que si eres menor, se pueden aplicar unos filtros más duros para evitar acoso o similares. Si eres un troll despiadado que no para de liarla y estás denunciado, con la ID única estarías identificado y se podría evitar por ejemplo, que entres en una red social si te han expulsado por acosar a la gente. Todo son ventajas en una ID única. Y obviamente se podría saltar las restricciones, seguro, pero ya estaríamos en que has filtrado muchísimo la calidad de la gente que maneja la red.

 

El botón de alerta es necesario.

Por otro lado, creo que todas las redes sociales, deberían tener un botón de alerta. Muchas te permiten denunciar algo, pero sigue sin estar lo suficientemente accesible, o no es lo suficientemente claro porque la gente no lo usa demasiado. Si lo pones mucho más sencillo, seguramente te van a trolear mucho. Falsos avisos. Pero es que todas las redes sociales tienen herramientas suficientes para manejarse entre esos falsos avisos y determinar cuando uno lo es de verdad. Eso junto a potentes filtros para menores de edad en caso de aprobarse una ID única, reduciría el tema de suicidios y ciberacoso a niveles muy bajos. Es de cajón. Eres menor, pues si navegas por internet se te aplican filtros salvajes en plan “suicidio, acoso, matar, bombas…” Que te da por experimentar…, con súper filtros estarías siendo identificado y seguramente parado a tiempo.

 

La culpa nunca debe ser de la red.

Lo que tengo claro y creo que es importante que quede claro, es que la red social o red en general, nunca es la responsable de este tipo de cosas. Puede ayudar o facilitar el proceso, pero el terrible resultado de este tipo de actos, siempre tiene un responsable, el que lo hace. Igual que cuando vemos a un adolescente entrando en un colegio armado hasta los dientes y matando a compañeros nunca decimos que la culpa es del arma por disparar, siempre es el asesino el culpable, aunque si que podremos debatir sobre el recurrente tema de licencias de armas y facilidad de compras, en la red igual. Ni Facebook, ni Twitter, ni Instagram ni ninguna otra, es responsable de que ocurran estas cosas. Lo peor de todo es que todos esos que votaron “muerte”, seguramente ni tendrán cargo de conciencia. Les dará exactamente igual lo sucedido. Quizás alguno habrá que se salve, pero pocos. Seguro. Y eso es otro tema preocupante, lo insensibles que nos hemos vuelto ante ciertas situaciones que deberían escandalizarnos.

 

Conclusión AAM sobre una menor se suicida.

Me preocupa que pase esto. Especialmente por como pasa. No veo normal que alguien haga una encuesta en una red social sobre si debería suicidarse y que nadie sea capaz de pararlo. Las redes sociales deben poner facilidades para detectar y localizar a este tipo de personas. Gente con problemas y peligrosos para ellos y para la sociedad. En multitud de casos hemos visto como la desgracia viene acompañada de un previo anuncio en redes sociales. No puede ser que estén pasando estas cosas. Las redes sociales se crean para controlar y aprovecharte de los que las usan. Tal cual. ¿O quizás os creéis que Facebook está pensado para conectar a personas?

Quizás eso era la esencia de cuando se creó, pero a día de hoy es un nido de pollos (vosotros) que están numerados y a los cuales se les mete publicidad personalizada y directa. Pues de igual manera que se usa para controlar a la gente, que se controle de verdad. Que pongan medios para detectar con más fiabilidad a los que son peligrosos para la sociedad. Este caso tiene un culpable, la menor por hacer lo que hace. Pero tiene a actores protagonistas, todos los que votaron, y a un juez que debe actuar, la red social. Y por concluir, lo haré con una frase famosa y que es muy representativa. “entre todos la mataron y ella sola se murió”. Será más o menos acertada, pero es la frase perfecta para definir lo sucedido.

¿Me ayudas?

AAM es un blog que inicié como hobby para matar las muchas horas que tengo en el trabajo. Con el tiempo lo he ido haciendo rentable pese a no tener ni idea de web. A día de hoy es un blog que da beneficios pero está algo estancado. El crecimiento es lento pero progresivo. Ayúdame ha que crezca más rápido. Comparte el blog y/o redes sociales entre los tuyos. El boca a boca es lo que más ayuda a un rápido crecimiento. Os dejo los enlaces. Gracias. TelegramTwitterWeb.