Saltar al contenido
Androidealmando.com

Oukitel Mix 2 vs Xiaomi Mix 2

3 noviembre, 2017

Oukitel Mix 2

 

Oukitel Mix 2, sin vergüenza. El móvil que habla por sí solo.

Hay que diferenciar entre sinvergüenza y sin vergüenza. No voy a especificar si en el enunciado me he equivocado o si era lo que quería decir. Lo dejo a vuestra interpretación. Hoy tenemos que hablar del Oukitel Mix 2 porque tiene todos los ingredientes necesarios para ello. Supongo que a estas alturas ya sabéis por dónde van los tiros, pero bueno, por si todavía no…, os doy otra pista. Hoy lo comparamos con el Xiaomi Mix 2. Y lo hacemos, no porque queramos, o porque Oukitel use el mismo nombre, no, lo hacemos porque ellos mismos hacen un video comparándolo. Así que me lo ponen a huevo para decir lo que siempre digo, independientemente de la empresa. Me toca la moral que hagan este tipo de cosas, es absurdo y fuera de lugar.

 

Oukitel Mix 2, un terminal completo hasta que se compara.

¿Recordáis esas típicas fotos de “perspectiva vs realidad”? pues es lo que me ha pasado al ver el Oukitel Mix 2. Me sorprende sinceramente que se atrevan a compararse con el Mix 2 donde a mi modo de ver, solo comparten nombre. Porque por todo lo demás… vamos a analizarlo. Para la comparativa vamos a exponer primero al Oukitel ya que es al que le dedicamos el artículo y después al original, al auténtico Mix 2 que es el de Xiaomi. Le dejo el segundo puesto, pero remarcar que el primero en salir fue el Mix. Revolucionó el mundo de los móviles (cierto que Sharp lo hizo antes) pero nadie había llegado tan lejos. Ahora todos lo quieren hacer.

 

[av_video src=’https://www.youtube.com/watch?v=3XvcVbiP_BU&feature=youtu.be’ format=’16-9′ width=’16’ height=’9′]

 

Comparativa Oukitel Mix 2 vs Xiaomi Mix 2.

Helio P25 vs Snapdragon 835. Directamente creo que no es necesario compararlos. Son dos procesadores que poco tienen que ver. La diferencia entre ambos es enorme y los fabricantes de un tope de gama a día de hoy, ni se les pasaría por la cabeza poner Mediatek antes que Qualcomm. En el apartado ROM/RAM, ambos tienen la misma capacidad. Otra cosa será el tipo de tecnología que usen que desconozco si es la misma. Quedan en 6/64 vs 6/64 o 6/128gb. En el apartado fotográfico, el Oukitel monta un 21+2 mpx vs 12mpx. Eso sí, la calidad de ambos sensores poco tienen que ver. Oukitel con sus dos sensores seguramente hace fotos muy parejas al Mix 2 con un sensor.

La batería… 4080mAh vs 3300mAh. Es más grande, cierto, pero también más pesado y sin ver la optimización, ya os garantizo que Xiaomi optimiza mejor, seguro. En cuanto a diseño…, son parecidos, pero uno al lado del otro es cuando aparece la foto de “perspectiva vs realidad”. ¿Precio? 300 euros vs 600 euros. Es el doble, cierto, pero es que insisto en que comparamos dos cosas que no tienen demasiado que ver.

 

[av_image src=’https://androidealmando.com/wp-content/uploads/2017/11/Captura-de-pantalla-2017-11-03-a-las-0.02.53.png’ attachment=’13146′ attachment_size=’full’ align=’center’ styling=” hover=” link=” target=” caption=” font_size=” appearance=” overlay_opacity=’0.4′ overlay_color=’#000000′ overlay_text_color=’#ffffff’ animation=’no-animation’][/av_image]

Conclusión AAM sobre Oukitel Mix 2.

Detesto las empresas que copian de manera deliberada un modelo para tener tirón. Entiendo que se copien diseños, que sean muy parecidos, es inevitable. Pero que se copien hasta el apellido…, me parece detestable. Y peor es cuando se atreven a subir un video donde con todo el morro comparan dos terminales que es evidente que están a años luz uno del otro. Entiendo que aprovechen la salida del Xiaomi Mix 2 para hacer su particular agosto, pero de igual manera me parece muy cutre. Mi valoración es que el Mix 2 de Xiaomi le da dos vueltas al Oukitel, y después de esas dos vueltas, otras dos de regalo. Que un terminal (Oukitel) que está muy bien pero que no es un primera espada por características generales se quiera comparar con el Mix 2 (Xiaomi) que seguramente es uno de los 5 mejores móviles del año…, me da mucho que pensar. Oukitel…ambición bien, pero poner los pies en el suelo.