Saltar al contenido
Androidealmando.com

Sony Android TV 4k y su desastroso software

24 septiembre, 2017

Sony Android TV 4k y su desastroso software

 

Teles magnificas, software desastroso.

Tengo Sony desde hace más de una década. Con el anterior modelo, llegó la decepción cuando por ser de las primeras Smart TV, abandonaron prácticamente el proyecto y mi prometedora Smart TV acabó hasta abandonando YouTube que venía incorporado. Pese a eso, con mi Android Tv más o menos cubría las carencias de mi Sony. Llegó la oportunidad de cambiar a otra Sony. Bravía como no podía ser de otra manera con Android TV y 4k. Con día sin IVA, venta de la antigua, oferta y lo que haga falta, me quedaba por 380 euros, un precio muy atractivo. De 899 que costaba, con todos los descuentos y venta de antigua era un precio apetecible. Sólo por ese motivo ya creo que es una gran compra. Porque si tengo que centrarme en el Software…, ¡Que desastre!

 

A los problemas detectados le sumamos uno nuevo.

Si no había detectado suficientes problemas en el software de la televisión como ya comentamos en anteriores artículos…, va y sale otro. Como veis en el video que dejo aquí abajo, la tele sufre de un bug curioso. Como dato, decir que las pilas están nuevas y la velocidad de conexión es más que suficiente. No hay truco. Cuando estamos en Netflix, aplicación que recordemos viene integrada en la televisión con botón dedicado incluido, si le damos al volumen se vuelve loca. No solo ocurre con Netflix, pero sí que es cierto que en la plataforma de streaming se nota mucho. Es imposible saber a qué numero dejas el volumen, y para tarados mentales como yo que soy paranoico de que no quede en número impar es un problema. No solo el volumen no aparece o sale mal que encima deja clavada la imagen, vamos, un desastre.

 

[av_video src=’https://youtu.be/VVrJOlPe3jM’ format=’16-9′ width=’16’ height=’9′]

 

Mucho prestigio, poco trabajo.

Sony tiene unos paneles muy buenos. Bravía funciona sola. Para muestras un botón. Vendí mi anterior pantalla con seis años por 180 euros por el simple hecho de ser una Bravia. Venta perfecta y muy amortizada. Sony peca de ser muy comodón. Venden televisores como churros, pero no se los trabajan en profundidad. Con decir que a día de hoy siguen mostrando la misma info en pantalla diez años después…, ni en eso innovan. Son la ley del mínimo esfuerzo. Todo lo que ganan en pantallas, diseño, calidad, lo pierden en Software. Samsung les pasa la mano por la cara en ese aspecto. Mucho tienen que trabajar y pocas ganas tienen. Prueba de ello es el cambio de versión de Android que no ha aportado absolutamente nada.

 

¿Recomendaría sus pantallas?

Es complicado. Si es al precio original de 899, para nada. Creo que hay que castigar a la marca por su falta de compromiso. En cuanto al sonido son pantallas malas. Pero eso no es excusa ya que es un problema generalizado en las pantallas modernas. La calidad de la imagen es muy buena y en el conjunto podemos decir que son magníficas pantallas. Pero claro, entre que Android TV es un desastre (no es culpa de Sony) y que el software está mal optimizado…, pues tenemos lo que tenemos. La experiencia de usuario es mala. El lag (explicación aquí) en su manejo es continuo, y en general, para alguien exigente puede resultar una experiencia traumática.