Saltar al contenido
Androidealmando.com

Strava la lía muy gorda (cap.1)

30 enero, 2018

strava la lía

La aplicación deportiva para pulseras.

Seguramente muchos de vosotros habéis oído hablar de Strava, una aplicación deportiva para pulseras inteligentes. Pues bien, estos días como os comentábamos el otro día, es noticia por un desafortunado episodio protagonizado por uno de sus informes. Decir que, a mi modo de ver, ellos no tienen culpa de lo sucedido, pero lamentablemente su acción si que ha sido responsable del follón que se ha montado. Hoy os hablamos de como la aplicación ha revelado involuntariamente la situación de bases secretas americanas en sitios como Afganistán, Irak, Siria o similares. Todavía no sabemos que consecuencias tendrá lo sucedido, pero vamos, lo que está claro es que las tropas deberán cambiar de ubicación porque han quedado totalmente expuestas.

Strava y el mapa de calor.

Para los que no sepan como funciona, Strava usa el GPS de los dispositivos asociados para hacer el control de actividad. El tema es que la compañía ha elaborado un mapa de calor que muestra la intensidad de

uso de su servicio en todo el mundo. Hasta aquí nada destacable. Un lavado de cera de la propia compañía para sacar pecho lo mucho que se usa su aplicación. El problema viene cuando vemos algunas zonas del mundo donde la utilización de la aplicación es muy baja, como Afganistán, Irak, Siria y similares. Esto ha dado como resultado que se asocie lo evidente, que son las bases secretas de los EEUU. Como comprenderéis es un problema de seguridad muy gordo que seguro trae consecuencias evidentes.

El espía está en casa.

Rebeldes y terroristas darían millones por tener una información tan precisa como la que les ha proporcionado Strava. Porque recordemos que no solo han mostrado las posiciones exactas de las bases secretas, que va, a más han mostrado las rutas que suelen seguir. Ha sido totalmente involuntario, cierto, pero es que el problema de seguridad para todas esas tropas es de magnitudes incalculables y si, pese a que Strava no es responsable directo, si que con su acción han puesto en riesgo la seguridad de miles de soldados desplazados en la zona. Eso no solo pone en riesgo todo, sino que obliga a modificar todo lo que tenían avanzado hasta ahora. Es necesario modificar rutas, lugares de las bases y cualquier otro plan que tuviera el ejercito porque como es evidente, ahora mismo los tienen controlados.

Ahora empieza otra guerra.

Es de esperar que las partes empiecen una guerra de desprestigio. De entrada, Strava ya se ha defendido recordando que existe la posibilidad del “modo privado” que hubiera evitado que esos datos fueran públicos. Con lo cual, si, la culpa es del soldado que no activa ese modo, cierto, pero digo yo que el ideólogo de ese mapa de calor…, podría haber visto que las zonas del mapa reflejaban claramente la posición de las bases. Está claro que el máximo responsable es el militar, pero madre mía, ahora mismo por “culpa” de Strava, los militares están en una posible ratonera donde su seguridad está seriamente comprometida. Seguro que esto no les volverá a pasar, y si tenemos que sacar una lectura positiva del asunto, podríamos decir que Strava es una aplicación muy popular en Europa y EEUU, y muy usada entre los militares.