Saltar al contenido
Androidealmando.com

Otro suicidio tecnológico

31 mayo, 2019
suicidio tecnológico

 

 

Bonus Track / Exposición del contenido del artículo / La voz de AAM (Anchor siempre al momento o Spotify un poco más tarde )

Suicidio tecnológico en IVECO, otro más.

Lamentablemente hoy tengo que pararme en otro caso escabroso. Un problema de fondo que muchos intentan evitar. Miramos a otro lado cuando pasa algo así en vez de afrontarlo de cara. Entiendo que suceda. Muchos medios prefieren dejar la noticia en segundo plano por no tener que mojarse. Pero yo precisamente no soy de los que miro a otro lado o de los que no dicen las cosas como las piensa. Pese a quien le pese. Y hoy no será menos. Voy a tratar el tema del suicidio de esta empleada de IVECO de frente, sabiendo que lo que pienso del caso puede chocar con la manera de pensar de muchos de vosotros, pero me da igual.

No voy a ser un “bien queda” por referencia a los lectores. Las cosas las cuento como son, o como las veo, pero no como las ve la gente por quedar bien. Así que hoy, toca tratar el suicidio de esta chica, desde el máximo respeto, obvio, pero sin cortarme un pelo porque en las noticias que he podido leer y ver sobre este suicidio tecnológico…, se cuentan muchas cosas con las que no coincido en absoluto. Vamos allá.

 

¿Quién es el culpable del suicidio tecnológico?

A mi entender, la principal y máxima responsable es la chica que se ha suicidado. No va más. Podemos entrar en matices de que, si en la empresa le están acosando, que la cosa se ha ido de madre con el tema, que la chica está sometida a una presión enorme, pero señores, no nos engañemos. Si tu no mandas un video sexual por el móvil, no vas a tener ese problema. No hay más. Es como si cojo diez cuchillos y los tiro hacia arriba. Uno de ellos cae y me abre la cabeza. ¿De quien es la culpa, del cuchillo o mía? Pues eso.

La gente ha perdido el miedo o no ha valorado el peligro que tiene el grabar un video subido de tono. Desde el momento que lo grabas y lo mandas por la red…, ya estás en riesgo. Con lo cual…, me parece bien que gravéis videos calientes, que los enviéis a vuestras parejas, pero luego no nos quejemos por lo que pueda pasar. El que hoy es tu novio o tu persona de máxima confianza, mañana puede ser tu mayor enemigo. Y el ser humano es así de cruel, con lo cual, si quieres evitar este tipo de problemas, no lo mandes. No hay más.

 

¿A quien se le piden responsabilidades?

Como suele pasar en la vida, todo depende del daño sufrido por la victima. Si vas por la calle y un coche pasa imprudentemente y casi te atropella, no pasa nada, pero si te atropella… empieza el lío. Si sólo te rompes algo, un poco de lío, si te deja incapacitado, medio lío, y si te mata, lío gordo. Aquí sólo vale la muerte. Y en este caso ha muerto una joven, que recordemos, tenía 32 años. Se está intentando ver cual es el origen del conflicto, es decir, quien fue el primero en enviar el video. Posiblemente sea la expareja que quería volver con ella y al no conseguirlo, a modo de venganza, podría haber enviado el video.

¿Hay que ir a por él? Pues bueno, la verdad es que, si esto es así, la ha liado parda, pero me parece poco serio ir a por una persona despechada por el echo de que el enviar el video haya desembocado en un suicidio. Ni esa persona es consciente de que eso puede derivar en tal resultado, ni seguramente haya sido el máximo responsable. La cosa de ha ido de madre y pese a que suene cruel, se cumple la máxima de una frase muy conocida, “entre todas la mataron y ella sola se murió”. Si el primero que envía el video no lo hubiera enviado, todo eso no hubiera pasado. Y es cierto, pero puestos a poner, si ella no hubiera grabado el video y lo hubiera enviado, todo eso tampoco hubiera pasado.

¿Qué dice la ley en casos de suicidios tecnológicos?

Vamos a resolver varias de las preguntas más habituales sobre el tema. ¿es legal recibir fotos sexuales? Por supuesto. Si la persona que aparece en las fotos es la que las envía, no hay ningún problema. ¿Puedo reenviarlas? Según la ley no puedes. Necesitas el consentimiento explicito de la persona que te las ha enviado. Y aquí es donde empiezan los problemas. Si esa persona te ha dado su consentimiento, mejor que sea grabado y que lo guardes bajo llave o has palmado. Es la parte que no comparto con la ley. Si me mandas una foto porno y se la enseño a mis colegas visualmente, no pasa nada, si éstos empiezan a darle bombo al tema y se llega al mismo follón que ha sucedido ahora, pero sin que corra el video, no pasa nada.

Pero si el video ha corrido…, has palmado. No me parece justo. Pero no queda aquí la cosa. Si la persona da su consentimiento y al tiempo lo revoca, tienes que borrarlo. Con lo cual…, si te da el consentimiento lo envías, empieza a correr y la chica te dice que lo borres, volvemos a tener un problema. ¿el que lo recibe y lo reenvía incurre en delito? Igual que el anterior, también está incurriendo en un delito, pero en estos casos, no suele llegar la sangre al río y los terceros no suelen ser condenados pese a ser seguramente más responsables que incluso el primero.

La ley con la víctima, por supuesto.

Entiendo y creo que debe ser así. La ley debe estar de lado del vulnerable o del afectado. Pero también debe valorar todo lo sucedido, y entender que todo esto tiene un origen, y como tal, si lo cortas de origen, no se comete delito o problema alguno. De igual manera que el primero que envía el video creo que debería recibir una sanción administrativa por ello, la máxima responsable de lo sucedido, como dije al principio, es la chica que manda el video. Y ojo, que no critico que lo haga, faltaría más.

Estoy del lado de que la gente haga lo que le de la gana, siempre que sea legal, pero señores, si haces algo y la cosa se va de madre…, asume lo sucedido. Por otro lado, habría que analizar el estado emocional de esta chica. Porque esto es el desencadenante de otro problema grave que estaba pasando en su entorno ya que, en su puesto de trabajo, por lo que he leído, estaba siendo acosada y la empresa, al parecer, estaba al corriente y no había puesto tierra de por medio. Vamos, que un sinfín de problemas que desembocan en lo que ha pasado. Una lástima.

Conclusión AAM sobre suicidio tecnológico.

Con todo lo expuesto, a la conclusión que quiero llegar es que debemos tener conciencia de que la red es un sitio peligroso donde enviar cosas. Desde el momento que lo mandas ya estás entrando en peligro. Puede haber un hacker que lo intercepte, o que esté metido en tu ordenador o móvil y lo pueda difundir. Así que, si no quieres que nada de esto pase, no tengas videos subidos de tono. Y si los tienes, que me parece genial, incluso me gusta que sea así, debes saber que existen riesgos. No me parece bien que ahora todo se salga de madre porque la chica ha perdido la vida, y en el caso que sólo hubiera intentado suicidarse o simplemente se quejase, nada pasa.

No me parece justo y creo que es lo que se debe cambiar. No hacerlo ahora porque hay una víctima. Se debe hacer porque no me parece normal que todo suceda dependiendo del daño que se haga. Si tu difundes un video, tal multa. Da igual si hay víctimas o si no las hay. Dejemos ya la falsa moral cuando existe una víctima mortal y miramos a otro lado cuando no la hay. Que cada uno haga lo que le de la gana con su cuerpo y con su vida. Por supuesto. Pero que luego sea responsable de las consecuencias que puede tener.

 

¿Me ayudas?

AAM es un blog que inicié como hobby para matar las muchas horas que tengo en el trabajo. Con el tiempo lo he ido haciendo rentable pese a no tener ni idea de web. A día de hoy es un blog que da beneficios, pero está algo estancado. El crecimiento es lento pero progresivo. Ayúdame ha que crezca más rápido. Comparte el blog y/o redes sociales entre los tuyos. El boca a boca es lo que más ayuda a un rápido crecimiento. Os dejo los enlaces. Gracias. TelegramTwitterWeb.