Saltar al contenido
Androidealmando.com

Travis Kalanick dimite, el fundador de Uber se va por la puerta de atrás

22 junio, 2017

Travis Kalanick dimite

 

¿Triste noticia?, para nada. Era lo mejor que podía pasar.

Hay días en los que das noticias tristes, otras buenas, y otras como en el caso de hoy, necesarias. Sinceramente creo que la noticia de la dimisión de Travis Kalanick, fundador de Uber, es lo mejor que le podía pasar a la empresa. ¿Sorprendente que el fundador de su propia empresa tenga que dimitir? Que se lo digan a mi querido Steve Jobs, que el director general que contrató para su empresa fue el encargado de echarlo de su propia empresa para más tarde rogarle que volviera. Las empresas tecnológicas tienen estas cosas. Personalmente se poco de Travis, pero un CEO que está en la picota siempre, y que cuando la cosa se ha puesto tremendamente tensa, coge y se toma unas vacaciones indefinidas para pensar…, mal vamos. Ahora, la presión de los inversores ha obligado a que Travis dimita de su propia empresa por la puerta de atrás.

 

El startup de mayor proyección, no ha sabido gestionar el éxito.

Es la startup con más proyección de la actualidad. Su éxito ha sido abrumador y quizás ese ha sido el problema. Empresas que crecen demasiado rápido…, corren ese peligro. La lectura que podemos hacer es que a Travis la empresa le ha venido grande. No digo que no tenga merito lo que ha conseguido, para nada. Algo bueno habrá hecho el señor, pero está claro que otras tantas cosas malas también ha hecho. Sus continuos escándalos salidos en los medios, incluida su discusión con uno de sus conductores…, han dado la vuelta al mundo. Su imagen no era la más correcta para un CEO, y todo ha ido haciendo una olla a presión que ha reventado. Los accionistas han sido sus ejecutores, porque no olvidemos, da igual que fundes una empresa de éxito mundial. Desde el momento que tienes accionistas e inversores…, ya la has liado.

 

Uber, una empresa sin comandantes

Uber está valorada en más de 68 mil millones de dólares, es la más alta jamás conseguida por una empresa que no cotiza en bolsa, y esa sorprendente cantidad no le quita de estar actualmente sin director financiero, director general y sin consejero delegado. Vamos que es una de las empresas más importantes y está sin cúpula directiva. Ahora los 14 directivos de alto rango, serán los encargados de intentar revertir la situación interna de la empresa y aguantar el temporal que llega en forma de demandas y demás movidas. Respecto a Travis…, no se va de la empresa tal cual. Mantiene su posición en la junta directiva. Aparte tiene la mayoría de los votos de la compañía gracias a la estructura accionarial de la misma que le garantiza el poder pese a no tener participación económica destacable.

 

Conclusiones AAM sobre Travis Kalanick dimite.

La lectura que tenemos que hacer es que a Uber le ha pasado lo mejor que le podría pasar. Cuando hay tanto polvo levantado entorno a una empresa…, y más, cuando ves que su comandante es incapaz de revertir la situación, hay que tomar medidas. Da igual si es el fundador, el jefe o el limpiador, hay que actuar. Por suerte para la empresa, no depende de una sola persona, para nada. Hay un entramado que seríamos incapaces de comprender, pero, en resumidas cuentas, la empresa sigue su rumbo a la espera de contratar a nuevos comandantes que sepan llevar el rumbo de una empresa tan grande.

Travis se despidió de los suyos de la siguiente manera: “Amo Uber más que a nada en el mundo y, en este difícil momento de mi vida personal he aceptado la petición de los inversores de dar un paso al lado para permitir que Uber pueda seguir creciendo sin que afecten mis distracciones con otra batalla”. Me parece correcto, no hay nada que reprocharle, y pese a irse por la puerta de atrás, creo que se ha ido como un caballero.