Saltar al contenido
Androidealmando.com

Un Androide en Apple: 1 semana en iOS

28 enero, 2019

 

 

Vivir en iOS siendo de Android es duro.

La verdad es que la adaptación a iOS está siendo más complicada de lo que pensaba. Especialmente porque ciertas cosas que usaba mucho en Android en iOS no están o son muy diferentes. Hoy voy a intentar exponer todas las cosas que he ido viendo a lo largo de esta semana que llevo alejado de mi querido Xiaomi Mi6. Estar con el iPhone 8 Plus me está dando muchas experiencias nuevas interesantes, cosas que me están gustando mucho y otras tantas que no me gustan. Hoy las expondré. No es un artículo negativo contra una o contra la otra. Simplemente voy a ir exponiendo todo lo que he ido viendo. Como todos los artículos, será en directo, con lo cual, todavía no tengo claro cómo va el tema, pero por lo que tengo en mente, creo que iOS va a salir tocada en la comparativa con Miui, porque para ser justos, la comparativa no puede ser con Android sino con Miui (el fork de Xiaomi).

 

Las aplicaciones que más me han decepcionado.

Tengo que reconocer que soy muy adicto a Telegram. Concretamente a la versión Plus Messenger, el Telegram vitaminado de Rafalense. Pues bien, para empezar en iOS no está. Seguramente porque el programa vulnera alguna de las exigencias de la compañía. Me parece bien. El problema es que Telegram en iOS es desastroso. Para empezar no tiene la posibilidad de tener más que una cuenta. Algo incomprensible cuando en Android sí que se puede y porque no tiene sentido ya que otros programas como Twitter, sí que te permite en iOS tener más de una cuenta. Aparte de eso, la ausencia de muchísimas opciones que sí que tenemos en la versión Android. WhatsApp, aunque no lo uso, es otro desastre. Me pone de los nervios no poder quitar el tono al enviar mensajes. Lo he mirado y remirado y no lo consigo. Me parece lamentable. De nuevo nos encontramos con una aplicación con menos funcionalidades en iOS que en Android.

 

Kodi, otro problema gordo.

Tengo que decir que soy bastante habitual a Kodi. Pues bien, en iOS, Kodi tampoco lo tenemos. Es otro caso que me sorprende. Porque si el motivo es porque el programa se usa más para la piratería que para otra cosa…, se me ocurre que Wiseplay, una menos conocida pero que hace exactamente lo mismo, sí que está en iOS. Con lo cual…., de nuevo no entiendo bien el motivo por el cual iOS la repudia. El tema de ser un sistema cerrado, la verdad es que se nota bastante. Pese a que ya no son tan herméticos como hace unos años, sigue teniendo muchos síntomas de ser un sistema que te priva de hacer muchas cosas que en Android sí que se puede hacer. Una lástima. Y más para personas como yo que le da un uso brutal al móvil y que ha estado trasteando muchísimo en Android. Mi sensación cada día con el iPhone es que voy con el freno de mano puesto.

 

Accesorios en el iPhone, una locura.

Es uno de los temas que más me ha indignado de mi experiencia en Apple. Es lamentable como cualquier accesorio tiene que ir bajo su paraguas. En parte acepto que es un sistema eficiente y efectivo. Pero hay veces que se pasan. Un simple adaptador de Jack, tienes que pasar por sus redes. No tiene demasiado sentido. En el moro de turno te cuesta 10 u 11 euros y en la tienda oficial 10 euros. Vamos, que es un cacharro que no tiene misterio alguno. Pues ni por esas.

El “no oficial” no es compatible y su conexión se realiza de una manera estrambótica. Otro accesorio, el combo de cargador más auricular es otra odisea. En el mercado hay muchos, muchísimos. Pues bien, no son compatibles. Hacen la función pero mal. O se oye mal, o no te dejan poner el micro, o se oyen ruidos raros o cualquier otra cosa. Vamos, que de nuevo Apple pone dificultades. Esto me parece hasta cierto punto bien. Pero nos encontramos casos como el de los Macbook que esa “censura” hace que una reparación de 6 euros se convierta en más de 600 por su manera de trabajar.

 

Siri queda muy en evidencia.

Es sorprendente la diferencia entre ambos servicios. Mientras Google es efectivo y eficiente, Siri falla de mala manera. Eventos deportivos que no contabiliza hasta pocas horas antes como la copa del Rey donde hasta el mismo día no te decía correctamente que había un partido. En muchísimas cuestiones te deriva al buscador mientras que Google te lo responde sin problemas. Para colmo, en ciertas preguntas “cachondas” Siri roza la mala educación como en la división que probábamos hace unos meses y que a día de hoy sigue siendo una respuesta poco apropiada, ofensiva para algunos y fuera de lugar. Claramente Google le pasa la mano por la cara a Siri.

 

El teclado es tremendo.

Seguramente es una de las cosas que más me están doliendo. Le dedicamos un tiempo enorme a usar el teclado. Y yo soy muy de SwiftKey y de escribir de cualquier manera y que el teclado sepa lo que digo. En iOS es horrible. No tienes la posibilidad de poner el punto y la coma, uno en cada lado de la barra espaciadora, con lo cual, me limita el uso. Yo uso mucho las comas y los puntos a modo de autocorrección, con lo cual, los textos quedan mal. No entiendo como SwiftKey, al igual que Telegram, son tan buenos en Android y tan malos en iOS. Desde luego es una de las cosas que más estoy notando y que me están haciendo incluso plantearme si puedo seguir en estas condiciones.

 

Puntos fuertes del iPhone.

Como ya esperaba es una detrás de otra en contra del iPhone. Pero como no quiero que parezca que no me gusta el iPhone, voy a poner cosas que me han gustado mucho de él. Su aplicación de mapas. Tengo que reconocer que me veía abocado a usar Maps de Google. Pero de momento no lo hice. La de Apple es muy buena. Especialmente la opción que me dice donde tengo aparcado el coche sin necesidad de hacer nada. Ni apuntar donde está ni darle a ningún botón, lo gestiona solo. El botón de silenciar tengo que decir que es otra de las cosas que me gustan y me resultan cómodas. El Touch 3D tengo que reconocer que es otra gran ventaja. Pese a que en los nuevos ya no está, el iPhone 8 Plus por su pantalla lo tiene y es muy cómodo. Especialmente en juegos como el PUBG Mobile, donde me he ahorrado tener que usar el disparador gracias al Touch 3D.

 

Conclusión AAM sobre Un Androide en Apple

Soy de Android, y especialmente de Miui. Eso no va a cambiar. Pero como en muchas facetas de la vida, uno necesita hacer un punto y aparte. No un punto y final. Asumo y digo sin complejos que Android (Miui) me parece muy superior a iOS. Mucho. Especialmente porque ciertas cosas que uso, precisamente son las que más cojean en iOS. Pero eso no quita para decir que otras muchas cosas me gustan. Me encanta el no tener que preocuparte de nada. Vives en un ecosistema que parece muchísimo más seguro. Cierto que estás mucho más limitado, pero la seguridad se nota.

No sé cuánto tiempo voy a estar en iOS. Seguramente poco. A no ser que cambien ciertos aspectos, especialmente en Telegram que es elemental para mí, en el teclado que es un punto que no consigo acostumbrarme ya que en iOS es muy limitado y poco efectivo para mi modo de escribir, no creo que dure muchos meses. Pero vamos, los meses que esté, voy a disfrutarlos, vivir la experiencia de un sistema muy igual pero muy diferente, y a disfrutar de la experiencia sabiendo que a día de hoy, tengo muy claro que para mí, Android (Miui) es muy superior a iOS.