Saltar al contenido
Androidealmando.com

Vergüenza ajena con el Pokémon Go

 

 

¿Quién pone freno a la locura?

Pensaba que la fiebre por el Pokémon Go ya se había pasado. Pero nada más lejos de la realidad. Este fin de semana, concretamente el sábado, he sido actor protagonista de una situación que me ha dado vergüenza ajena de pertenecer a la misma raza que la gente a la que me voy a referir. Vale, con esto me estoy buscando muchos enemigos, seguramente lectores que juegan al juego, y ojo, que me de vergüenza no quiere decir nada más que eso. Si juegas e incluso eres uno de los que hoy voy a criticar, me parece lícito y no pasa absolutamente nada. Simplemente que veo cosas en ello que me preocupan. Sin más. Os expongo rápidamente el caso y después lo analizamos. El sábado en un centro comercial de Barcelona se reunieron cientos de personas jugando al Pokémon Go y en eso veo muchas cosas criticables y dignas de análisis.

 

Colapso por rebajas y Pokémon Go.

Va a ser una de esas pocas veces donde no me voy a documentar sobre el tema. ¿Falta de respeto al lector? No lo creo. Pero es que me niego a buscar documentación de lo que voy a contar porque quizás podría adulterar la imagen y percepción que tengo del tema. Este sábado, en el centro comercial era el primer fin de semana de rebajas, con lo cual… colapso de gente. Nosotros no somos muy de ir a las rebajas, vamos, prefiero comprar caro que aceptar aglomeraciones de gente, lo detesto. Pero cuando tienes niños…, hay que hacer cosas y por desgracia en los centros comerciales hay mucho que hacer. Aparte teníamos que devolver cosas de navidad. Pues madre mía. Vimos con estupor como cientos de personas se agrupaban formando unos grupos que colapsaban todo el complejo. Creo que había un evento o algo así. Era terrible ver a gente con dos, tres, incluso cuatro móviles y todos con el dichoso juego.

 

Actitudes lamentables y deprimentes.

No cuestiono o critico que juegues al Pokémon Go. Cuestiono ver a zombis vivientes chocándose entre ellos porque tienen su vista y vida centrada en el juego. No puede ser que perdamos el norte y estemos metidos en el juego. ¿Motivo? Pues porque hay accidente. Gente que choca es lo de menos. Pero igual que eso, alguien se cae por las escaleras, pasa una calle en rojo y lo atropellan y cosas similares. Y son cosas que ya han pasado, no es nada que pueda pasar, es que ya pasa. No tengo ni idea de la dinámica del juego más allá que vas caminando y te encuentras Pokémon que debes capturar. Pero lo que sí que tengo claro es que desde el momento que hay muertes, que las ha habido, por culpa del juego…, algo debe cambiar.

 

Limitar espacios.

Creo que es una de las medidas principales. Se supone que el juego simula el terreno donde estás, con lo cual, creo que limitar espacios que no permitan centros comerciales como zona de caza es elemental. Y con eso incluyo también parcelas privadas. No veo justo que en mi centro comercial, entre un ejército de jugadores que no tienen intención alguna de comprar o mirar, sólo quieren cazar bichos virtuales. Es como si voy al campo de fútbol y te meten un especial o como se diga en el centro del campo. ¿Qué pasaría? Pues eso. Creo que es necesario marcar unos límites que ahora mismo no existen y que pueden perjudicar al propietario del espacio. Es decir, al dueño de ese centro comercial, igual le han perjudicado y muchos no van por aglomeraciones excesivas. Por no hablar de números. Si ese empresario está acostumbrado de tener 1 compra de cada 10 visitas. Ese día ha palmado seguro.

 

Piratería en el juego.

Desde el momento que están usando varios terminales para cazar, ya estás pirateando. Y ojo, que no me extrañaría que fuera para tener cuentas con muchos Pokémon cazados y venderlas. Vamos, estoy seguro que se venden cuentas con muchos, seguro. Me extraña que no hayan pirateado el juego en plan suicidios o cosas similares. Y me explico. Que llegue un hacker y meta a un Pokémon especial en un sitio concreto. No sé si el Picachu es un especial o el más especial, supongo que sí. Pero imaginad por un momento. Hay una Pokedada de esas o como se llame, llega un hacker y piratea el juego pudiendo poner un Picachu en medio de la autopista. ¿Qué pasará? Pues ya os lo cuento. Un accidente masivo con muertos y follón gordo. ¿Estoy loco o desvariando? Quizás, pero os aseguro que si pasa, el resultado sería ese.

 

Conclusión AAM sobre Pokémon Go.

Como hemos podido ver, con este juego se generan situaciones lamentables y sonrrojantes. Hemos visto gente saliendo en estampida, cruzando calles sin mirar y generando caos y accidentes porque han visto a un bicho de esos. Creo que cuando llegamos a este punto, es que algo no va bien. Y está claro que los creadores no tienen la culpa de la locura de la gente. Pero quizás sí que tendrían que buscar fórmulas para evitar estas locuras. Y una de ellas es limitar espacios. Evitar que aparezcan bichos en centros comerciales, zonas privadas, carreteras o demás. Algo hay que hacer. Me niego como natural que pasen esas cosas. Cuando pensaba que el juego flojeaba, me encuentro con gente colapsando un centro comercial por una pokedada. Vicio bien, diversión también, pero cuando eso afecta a un tercero…, mal asunto.