Saltar al contenido
Androidealmando.com

Vivir con cámaras de seguridad

16 abril, 2019

 

 

Un tema recurrente y controvertido.

Hoy quiero volver a tocar un tema del que he hablado en muchas ocasiones. Se trata de las cámaras de seguridad en nuestra vida. Es un tema muy recurrente y muy controvertido a la vez, y lo es porque hay un grupo de grandes detractores que impiden que esto se lleve a cabo. Hoy voy a dar los argumentos necesarios para, espero, convencer a los reticentes a tenerlas de que son buenas y necesarias. Espero que me salga bien y no acabe sumando más enemigos a la causa.

Empezaré por decir que actualmente nuestras vidas ya están repletas de cámaras de seguridad que controlan lo que sucede. Lo que pasa es que están a título privado y no son exactamente cámaras de seguridad generales, sino a nivel local, su negocio o establecimiento. Hablo de las cámaras que tienen los cajeros, casas privadas y similares. Curiosamente estas cámaras han resuelto muchos casos complicados.

 

Más que seguridad, es comodidad.

Si hay algo que me impulsa a ser defensor a ultranza de estas cámaras de seguridad es que sirven para resolver en muy poco tiempo, casos muy complicados. ¿Cuantas veces hemos visto en las noticias casos rocambolescos de asesinatos sin resolver, o resueltos pero donde el acusado sale en libertad por falta de pruebas? Muchísimas veces. Con las cámaras de seguridad este tipo de cosas no pasaría ya que estaría todo documentado. Igual con casos de secuestros.

Recientemente hemos visto imágenes de una cámara de seguridad de una casa que ha servido como prueba para acusar a un presunto violador y asesino, entre otras de Diana Quer. Pues bien, en las imágenes se ve el coche, que junto al audio que gravó la chica, van a ser pruebas más que suficientes para condenarlo. Pues señores, si en cada punto estratégico hubiera una cámara, este tipo de casos se solucionaría en minutos. Sin lugar a la duda o a la manipulación.

 

El punto conflictivo.

La privacidad es siempre el punto caliente y donde se agarran los detractores de las cámaras. Se escudan en que están invadiendo nuestra privacidad o intimidad. Y es cierto, pero es que se les escapa el detalle de que todas esas grabaciones son automáticas y privadas. No hay personas que estén mirando en plan gran hermano. Mirarán en casos en el que se produzca un accidente, un asesinato, una violación, una agresión o cosas similares. En ese caso si que seleccionas el día y analizas lo sucedido en ese momento exacto.

Que da la casualidad que sales por allí tocándote los huevos, o sacándote un moco, y te molesta…, mala suerte, pero es que creo que esa variante es insignificante cuando estamos ante una resolución rápida y sin errores de un caso complicado. Una cosa es tener una cámara de seguridad enfocándote en tu puesto de trabajo todo el tiempo, algo que obvio que todos te dirán que no, y otra cosa es una cámara fija en un punto donde pasan cosas y donde tú no eres el protagonista.

 

Sistemas automatizados desde hace años.

En cualquier sistema de seguridad donde se toman imágenes, todos funcionan igual o similar. Un sistema se encarga de grabar y destruir el material pasado un determinado tiempo, normalmente configurado por el responsable. Es decir, la grabación por poner un ejemplo es de siete días, o treinta, y pasado ese tiempo, se va borrando progresivamente. Todo es automatizado, no se necesita la intervención humana salvo que haya un fallo de servidores o mantenimiento. Con lo cual, es absurdo pensar en invasión de la privacidad cuando no es así. Me toca las narices que se destinen cientos de millones en pagar detectives privados, investigaciones policiales y demás, cuando la solución es mucho más económica.

Es cierto que hay un desembolso inicial importante, pero es que señores, tampoco hace falta una cámara en cada esquina, al menos no de entrada. Con empezar por sitios estratégicos donde se sabe que hay movidas y de allí ir ampliando terreno… Mi sueño de siempre ha sido que se cometa un crimen, un robo, una violación, una agresión o cualquier otra cosa, y que la policía solicite al juez la orden de revisión, creo que ese punto es necesario que sea así, y al mismo día se conceda, se revise el momento del suceso y se vea que ha pasado. Se siga la ruta que ha seguido el culpable y se de con él de manera rápida y sin errores.

 

Conclusión AAM sobre vivir con cámaras.

Entiendo que haya gente reticente a ellas, pero es que con todo lo que nos pueden aportar…, no puedo entender su rechazo. De igual manera que ahora ante un caso complicado la policía tira de cámaras de vigilancia de bancos principalmente, locales con sistemas de seguridad privados donde se ve pasar al autor, y similares…, creo que un sistema bueno de cámaras sería mucho más interesante. Se trata de convivir con ellas sabiendo que no te están vigilando a ti, están vigilando el entorno esperando que pase algo para colaborar.

Creo que no hay argumentos válidos para pensar en ellas como un problema y que todo son ventajas a la hora de cuanto menos, evitar que gente mala quede en libertad por falta de pruebas. Porque recordemos que por suerte, eres inocente hasta que se demuestre lo contrario. O debería ser así, porque ya sabemos que la opinión pública te pone la etiqueta sin haber ni juicio. Y eso pasa, entre otras cosas, por la ausencia de cámaras. Se permite la especulación por falta de pruebas y eso crea un caldo de cultivo que se evitaría con las cámaras.